El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha pedido que se cumpla lo que establece el Estatuto de Gernika respecto a las Fuerzas de Seguridad del Estado "porque ya deja de haber la excepcionalidad fáctica" de la existencia de la violencia de ETA "que justificaba transitoriamente una alteración de las previsiones estatutarias".

De esta forma, se ha referido al hecho de que el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, haya calificado de "grave irresponsabilidad" que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu plantee el repliegue de las Fuerzas de Seguridad del Estado "cuando ETA aún no se ha disuelto".

En una comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha afirmado que la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, este lunes "no dijo que ETA se haya disuelto definitivamente, en absoluto", pero llamó la atención sobre el hecho de que "el cese definitivo de la actividad armada de ETA marca claramente un antes y un después que parece que es irreversible".

"Por tanto, lo que procede en este momento es aplicar las previsiones legales, concretamente las contempladas en el Estatuto y las que, en desarrollo de las previsiones estatutarias, puedan reflejarse en disposiciones de rango menor y en acuerdos suscritos bilateralmente por ambas administraciones policiales", ha indicado.

A su juicio, "esto les corresponde hacer a los responsables públicos y lo irresponsable sería que los responsables públicos se desentiendan de lo previsto en la Ley".

En este sentido, ha explicado que, cuando se aborde la reforma del Estatuto de Gernika, "ya se planteará la visión que el Gobierno tiene a propósito de la delimitación de competencias entre los diferentes cuerpos y fuerzas policiales, pero ahora toca cumplir los mandatos del propio Estatuto que asigna a cada Cuerpo policial y a cada administración responsable de seguridad un cometido muy concreto y muy claro".

Consulta aquí más noticias de Álava.