Los votos del PPdeG han bastado este martes para rechazar una iniciativa impulsada por Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) para pedir la supresión de la financiación pública a los cinco colegios que en Galicia segregan a sus alumnos en función de su sexo, toda vez que supondría "quebrantar la norma" que regula los conciertos.

Son palabras de la diputada popular Marisol Piñeiro en comisión parlamentaria, donde defendió que la Xunta está "actuando conforme a la legalidad" al mantener los conciertos con este tipo de centros, toda vez que sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) consideran que "no existe limitación para financiar" estos colegios.

Después de que el parlamentario de AGE Ramón Vázquez aludiese a fallos del Tribunal Supremo que impiden que la Administración conceda "fondos públicos" a estas escuelas, Piñeiro replicó que su grupo no votaría "a favor de la demagogia" de los que "dicen una cosa en la oposición y otra en el gobierno".

"Quieren hacer política con la educación, pero para nosotros prima la libertad de los padres para escoger la educación de sus hijos", ha reivindicado, a lo que Vázquez ha subrayado que su grupo sí busca "dar una respuesta política" frente a un modelo que supone "un atraso de siglos".

De hecho, avalado por su condición de Licenciado en Psicopedagogía, ha sostenido que "no existe" ningún manual que defienda "la creación de guetos educativos" como un sistema "mejor" que la educación mixta. "Salvo que se recurra a material esotérico", ha ironizado, crítico con la separación de alumnos por sexo por tratarse de "una práctica propia de regímenes fascistas".

Fondos para la educación pública

Por todo, ha requerido que la Xunta derive los tres millones de euros que destina a esos cinco centros hacia la educación pública, toda vez que esos conciertos "no se sostienen ni legal ni pedagógicamente".

Esta propuesta fue apoyada por el diputado del BNG Cosme Pombo, que ha censurado que se avale "la educación sexista" frente al "logro" de la educación "mixta y coeducativa" que es, a su juicio, fundamental para conseguir "una educación más justa". "Pero el PP persevera en su modelo involucionista", ha reprobado.

También el socialista Vicente Docasar ha concordado con esta iniciativa y ha pedido que los tres millones de euros que se ahorren en este concepto permitan la gratuidad de los libros de texto. Y es que, a su entender, seguir financiando a los centros que segregan es "una injusticia".

Enfrente, Marisol Piñeiro ha ironizado con esta "parte demoníaca de la educación" y ha tildado a PSOE y BNG de "campeones de la demagogia", toda vez que el Gobierno bipartito incrementó en "60 millones de euros" la financiación de la escuela concertada, "incluidos los centros que segregan".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.