Las Pussy Riot
Las tres integrantes del grupo de punk ruso Pussy Riot, con Yekaterina en última posición. GTRES

Tras una semana de proyecciones, el Festival de Sundance celebró este sábado la gala de entrega de los premios de cine independiente, presentada este año por Joseph Gordon-Levitt (500 días juntos, Origen).

La gran triunfadora de la noche fue la norteamericana Fruitvale, ganadora del gran premio del jurado, máximo galardón de Sundance, y también premiada por el público con el premio a la mejor película de ficción.

En Fruitvale, el director y guionista Ryan Coogler narra la historia real de Oscar Grant, un joven que se vio envuelto en una pelea en el vecindario de Fruitvale (California) en la nochevieja de 2008.  Durante la detención, un policía le disparó y falleció, la escasa condena del agente provocó diversas protestas ciudadanas.

El director del documental sobre las Pussy Riot aprovechó su discurso de agradecimiento para reivindicar la revolución iniciada por las jóvenes Otro de los galardones más sustanciales, el premio especial del gran jurado a mejor documental, fue para Pussy Riot - A Punk Prayer  (Pussy Riot - Una oración punk), la crónica del director Mike Lerner sobre el trío musical femenino que fue detenido en Rusia por irrumpir en una iglesia ortodoxa con una canción que pedía la dimisión del presidente Putin.

El director del documental aprovechó su discurso de agradecimiento para reivindicar la revolución que Masha, Nadia y Katya habían comenzado, ya que dos de ellas siguen en prisión por "vandalismo motivado por odio religioso".

El film Blood Brother, que retrata la labor del americano Rocky Braat con un grupo de niños indios afectados por SIDA, recibió el premio del gran jurado al mejor documental estadounidense.

El Premio a mejor película de ficción extranjera fue para la surcoreana Jiseul y el de mejor documental extranjero para A River Changes Course, dirigida por el camboyano Kalyanne Mam.

Entre los directores laureados se encuentran Jill Soloway por  la ficción Afternoon Delight y  Zachary Heinzerling por el documental Cutie and the Boxer.