Seis funcionarios de la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre resultaron heridos este pasado viernes como consecuencia de la agresión por parte de un recluso que, al parecer, tiene problemas psiquiátricos, según ha informado el sindicato Acaip, quien ha precisado que los hechos se produjeron cuando el interno iba a ser trasladado al hospital para su valoración por un facultativo.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 15.30 horas cuando este preso del módulo 2, un ucraniano de 37 años, iba a ser trasladado al hospital para una valoración más exhaustiva por parte de un psiquiatra, después de que así lo determinaran la psicóloga de la cárcel y el facultativo de guardia.

Según ha indicado a Europa Press Francisco Mancero, responsable de Acaip en la cárcel malagueña, el hombre se negaba a ser trasladado al hospital, argumentando que "le iban a quitar los órganos para venderlos". Tras intentar negociar con él y al no obtener resultados positivos, finalmente, se ordenó el uso de la fuerza.

Al parecer, el interno, de gran envergadura, se había subido a una estructura de unos tres metros de altura, desde donde amenazó a los trabajadores con "partirles la cabeza". En el intento de bajarle, cinco funcionarios y un jefe de centro resultaron heridos con diferentes contusiones y lesiones, de las que tuvieron que ser atendidos en la enfermería del centro penitenciario.

Enfermos mentales

Mancero ha resaltado que este suceso "vuelve a traer al primer plano el problema de los enfermos mentales en las prisiones españolas", siendo un hecho que "acarrea graves consecuencias tanto para los trabajadores de los centros penitenciarios como para los propios enfermos y el resto de internos".

En este punto, ha señalado que, según los últimos estudios, "casi una cuarta parte de la población reclusa española padece algún tipo de trastorno psiquiátrico", siendo el volumen de internos con graves patologías "muy elevado".

Ante esto, el responsable de Acaip ha hecho hincapié en que "se hace imprescindible abordar de forma seria este gravísimo problema", ya que "resulta evidente que la prisión no es el lugar en el que se debe tratar a este tipo de internos".

Consulta aquí más noticias de Málaga.