Cierran la mayoría de colegios de la costa este

El innovador sistema de voto electrónico falla y obliga a retrasar el cierre de algunos colegios electorales. Los estadounidenses eligen hoy a sus congresistas y gobernadores en medio del descontento con la gestión del presidente Bush, según las encuestas a pie de urna que han elaborado algunas cadenas de televisión, como la ABC. Las encuestan vaticinan un Congreso demócrata y un Senado republicano y los editoriales del 'Post' y 'The New York Times' se alinean con los candidatos demócratas.
Por primera vez, EL 80% de los votantes usaban estas máquinas electrónicas en lugar de urnas. (EFE)
Por primera vez, EL 80% de los votantes usaban estas máquinas electrónicas en lugar de urnas. (EFE)

Los colegios electorales han cerrado en el Este de EEUU y parte de los estados del centro del país, después de una jornada de votación para renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, así como elegir 36 gobernadores.

A las 02:00 (horario peninsular), cerraron sus puertas los centros de votación en Alabama, Connecticut, Delaware, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Misisipi, Misuri, Nueva Jersey, Oklahoma, Pensilvania, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, el Distrito de Columbia, y ciertas áreas de Florida, Nueva Hampshire y Kansas.

Anteriormente lo habían hecho Georgia, Carolina del Sur, Vermont, Virginia, Carolina del Norte, Ohio, Virginia Occidental, y ciertas áreas de Indiana, Kentucky, Nueva Hampshire y Florida.

El resto de los estados cerrarán las urnas de forma progresiva durante esta madrugada, cuando terminará la votación en Alaska y Hawai.

Aunque no hay un porcentaje general de participación, pues las elecciones son organizadas por los estados, la mayoría de los datos apuntan a que estos comicios han atraído más votantes que en las elecciones legislativas anteriores, en las que se acercaron a las urnas el 40% de las personas habilitadas para votar.

Problemas electrónicos

Los problemas con el sistema de votación electrónica con el que votarán hoy el 80% de los votantes estadounidenses han obligado a posponer el cierre de los colegios electorales en varias circunscripciones.

En algunos estados, como Colorado o Indiana, las colas de gente que esperaba para votar sobrepasaban en algunos lugares las 300 personas, y muchos de ellos fueron enviados a sus casas para regresar más tarde.

Por esta razón, los jueces han decretado ya en varios estados que los centros electorales cierren más tarde y en otros la votación electrónica se ha sustituido por las tradicionales papeletas.

En la mayoría de los casos, los jueces emitieron su resolución a instancias del Partido Demócrata.

Uno de cada tres electores votaba hoy en una máquina que jamás había utilizado antes, ya que hoy mismo expiraba el plazo para implantar la ley federal "Ayuda a EEUU a Votar".

Algún votante no acabó de digerir demasiado bien los problemas con las máquinas, como un hombre de 43 años que la emprendió a golpes con un pisapapeles contra uno de estos aparatos en Pensilvania y fue detenido por la policía.

Cada una de las máquinas está valorada en torno a unos 5.000 dólares.

La tecnología jugó también una mala pasada en Carolina del Sur, donde se cayó la página web habilitada para las elecciones, que incluye información sobre los candidatos y las propuestas sometidas a referéndum, sobre los procesos de votación y sobre la ubicación de los colegios electorales.

Descontento con Bush

Una encuesta realizada a pie de urna en coincidencia con las elecciones legislativas de en Estados Unidos muestra que casi seis de cada diez votantes no aprueban la gestión del presidente George W. Bush.

La encuesta difundida por la cadena de televisión ABC contrasta con las de las elecciones generales del 2004 cuando el nivel de aprobación de Bush era del 54% y del 67% antes de las elecciones parciales del 2002.

En relación a la guerra de Irak, un 51% la aprobaba en el 2004 mientras que un 32% se mostraba contrario al conflicto.

Llamamiento al electorado

La participación parece ser algo más elevada que en comicios anteriores.

Uno de los primeros en votar fue el presidente George W. Bush, que depositó su sufragio en la localidad texana de Crawford, donde tiene su rancho, acompañado por su esposa Laura.

Además, el presidente instó a los estadounidenses a que "cumplan su obligación" y vayan a las urnas para elegir a sus congresistas y gobernadores.

Independientemente de cuál sea su afiliación política o de si no la tienen, cumplan su obligación, voten
"Independientemente de cuál sea su afiliación política o de si no la tienen, cumplan su obligación, voten y dejen que se escuche su voz", dijo el presidente nada más salir del colegio electoral en el que emitió su sufragio, situado muy cerca de su rancho de Crawford.

En una breve declaración a la prensa, Bush recordó que "vivimos en una sociedad libre" en la que la gente debe participar para elegir a su Gobierno.

Cuando se dirigía a sufragar, el presidente comentó en tono de broma que ya tenía bastante claro a quién iba a dar su voto en estas elecciones, en las que está en juego el control del Congreso y, por lo tanto, la capacidad de maniobra del Gobierno en los próximos dos años.

Problemas técnicos

Un tercio de los votantes ha usado hoy nueva maquinaria para depositar su voto y debido a ello se han producido algunos fallos técnicos en los estados de Ohio e Indiana.

En el condado de Delaware, en Indiana, los funcionarios del gobierno estatal tenían previsto solicitar una orden judicial para prolongar el horario de votación porque en un primer momento los ciudadanos no podían ejercer su derecho al detectarse problemas en varios ordenadores.

Los observadores del Departamento de Justicia han acudido a distritos como el del condado de Cuyahoga, en Ohio, que ha tenido percances con las máquinas de votar.

Referéndum sobre la 'gestión Bush'

Bush es consciente de que estos comicios legislativos y locales son un referéndum sobre su gestión y sobre su estrategia en la guerra de Irak y, por ello, en esta campaña se ha volcado en apoyo a sus correligionarios republicanos.

En los últimos cinco días realizó una gira por diez estados durante la que participó en numerosos mítines y actos de apoyo a los candidatos de su partido, incluso a los más cuestionados o controvertidos.

Los principales diarios, por el voto demócrata

Por su parte, los editoriales de los diarios 'The Washington Post' y 'The New York Times', que tienen por costumbre publicar una lista con sus candidatos recomendados en sus áreas de influencia, no han incluido en esta ocasión ninguno de signo republicano.

El 'Post' abría este martes su página editorial con una consigna clara: "¡Vote!", y detallaba la lista de candidatos a los que les ha prestado apoyo en Columbia, Maryland y Virginia, todos demócratas.

El 'Times' apuesta directamente por Hillary Clinton como senadora por Nueva York.

Los resultados de las encuestas auguran una Cámara de Representantes en manos demócratas y un Senado, sin embargo, bajo control republicano.

Se espera conocer resultados aproximados antes de la medianoche.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento