Un reventón inunda la autovía de Huesca y desvía miles de coches

No hubo cortes en el suministro, pero 20.000 vehículos se derivaron a la A-2. La tubería rota tenía más de cincuenta años.
La avenida de los Pirineos, anegada, ayer, poco antes de ser cortada totalmente al tráfico. (Fabián Simón)
La avenida de los Pirineos, anegada, ayer, poco antes de ser cortada totalmente al tráfico. (Fabián Simón)
La rotura de una antigua tubería en la avenida de los Pirineos-autovía de Huesca, a la altura del desvío a Barcelona, inundó ayer un gran tramo de la avenida y obligó a desviar el tráfico de los 20.000 vehículos que pasan cada día por la zona. Al final de la tarde, los bomberos terminaban de bombear el agua estancada y se recuperó la normalidad en la zona.

La avería sobrevino en torno a las ocho de la mañana y provocó una ligera bajada en la presión en la zona durante media hora. Sin embargo, el suministro no se vio interrumpido en ningún momento, ya que se procedió a efectuar un by pass derivando el abastecimiento por otra tubería paralela.

Las principales afecciones fueron en forma de retenciones en la A-2, producidas por el desvío de los vehículos provenientes de la autovía de Huesca. También se habilitó un carril en sentido contrario en la propia autovía que permitía el acceso a la ciudad por el centro. Por otra parte, se cortó la calle Che Guevara para facilitar que los bomberos drenaran el agua.

A primera hora de la tarde, los técnicos del Ayuntamiento todavía no tenían localizado el punto exacto de la fisura, aunque sí la pieza afectada. Se trata –señalaron– de una tubería de medio metro de diámetro por seis realizada en fibrocemento, un material utilizado en los años cincuenta que se ha revelado poco seguro. La reparación podría concluir en una semana, añadieron.

La calle, una gran laguna

La inundación de la avenida Pirineos, una vez rota la tubería, era completamente inevitable si se tiene en cuenta que esta zona no cuenta con sumideros de agua por encontrarse alejada de urbanizaciones. El ramal afectado está conectado con el depósito de los Leones y pasa la intersección entre la autovía de Huesca y la autopista de Barcelona, pero en esta zona sólo existen drenajes para desalojar agua de lluvia. El fuerte desnivel existente bajo un puente hizo el resto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento