El Consejo de Ministros ha aprobado la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional por la tasa de un euro por receta aprobada por el Ejecutivo madrileño y que se aplica en la Comunidad de Madrid desde el pasado 2 de enero, según ha anunciado este viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría. Además, pide la suspensión automática de su aplicación.

Aunque el Consejo de Ministros da vía libre a esa decisión, no se presentará todavía el recurso ya que el Ejecutivo está a la espera del informe del Consejo de Estado, cuyo informe es preceptivo pero no vinculante  y que llegará en una o dos semanas, han señalado las mismas fuentes.

Presentamos el recurso por los mismos motivos que para Cataluña

"El recurso conllevará la supensión autómatica", ha explicado Santamaría durante la rueda de prensa posterior al consejo. La vicepresidenta ha defendido la presentación del recurso "por coherencia"— teniendo en cuenta que anteriormente ha recurrido esta misma medida de la Generalitat de Cataluña— y porque esta tasa "vulnera el principio de igualdad".

"Entendemos que se grava la prestación de un acto médico", ha dicho.

Presentan el recurso, explica, por "los mismos motivos que para Cataluña", afirma.

Santamaría también ha anunciado la intención del Gobierno de interponer otro recurso de inconstitucionalidad sobre los depósitos bancarios aprobado por el Principado de Asturias.

Una larga negociación

En el caso del euro por receta de Cataluña, que entró en vigor el 23 de junio, el Gobierno abrió una larga negociación con la Generalitat para intentar alcanzar un acuerdo y evitar el recurso ante el TC. Pero ahora el Gobierno da por hecho que esos plazos no se agotarán con el Ejecutivo madrileño.

Ignacio González ya ha dicho que no devolverá el dinero recaudado

La portavoz del Ejecutivo ha argumentado que esta medida "vulnera la normativa estatal prevista para garantizar la coordinación general de la sanidad y la legislación de productos farmacéuticos", al tiempo que "perjudica" la igualdad de los españoles, ya que "grava por dos veces" la adquisición de medicamentos.

El propio Mariano Rajoy ya confirmó el pasado 28 de diciembre que el Ejecutivo recurriría ante el TC el euro por receta en la Comunidad de Madrid si entraba en vigor. "El Gobierno ya ha recurrido en el caso de Cataluña al Constitucional y comprenderá que sería impensable que tomara una decisión diferente en Madrid", precisó.

A pesar de esos recursos por parte del Gobierno central, tanto la Generalitat de Cataluña como la Comunidad de Madrid han mantenido su postura y han asegurado que no retirarán la medida. El presidente madrileño, Ignacio González, ya ha anunciado que la Comunidad no devolverá el dinero recaudado por el euro por receta aunque la medida se declare inconstitucional.

Este viernes el PSOE ha presentado ante el Constitucional el recurso contra el euro por receta, una vez superadas las diferencias que mantenían la dirección federal del PSOE y el PSM sobre quién debía registrar el recurso.

Impuesto sobre los depósitos

El Gobierno también ha acordado recurrir al Constitucional el artículo de los presupuestos del Principado de Asturias para 2013 que incluye la creación de un impuesto sobre los depósitos bancarios.

Sáenz de Santamaría ha explicado que el Ejecutivo actúa en este caso con la misma coherencia que contra el impuesto sobre depósitos bancarios creado por el Gobierno catalán.

Según ha recordado, el Estado se ha reservado el hecho imponible del impuesto sobre depósitos, con lo que ninguna comunidad autónoma puede legislar al respecto.

Cuando se grava el mismo hecho imponible siempre prevalece el impuesto estatal sobre el autonómico, si bien el Estado está obligado a compensar —en virtud de la ley de financiación autonómica— a las regiones que lo tuvieran ya implantado, como era el caso de Andalucía, Canarias y Extremadura.

Cataluña y Asturias lo implantaron después de que el Gobierno creara el impuesto estatal, que en un principio se mantendrá a tipo cero.