Diada de Cataluña
Miles de personas, en la marcha independentista de Barcelona durante la Diada. Alejandro Garcia / EFE

CiU y ERC han puesto rumbo a la convocatoria de una consulta de autodeterminación para el año 2014, una vez aprobada la investidura de Mas como presidente de la Generalitat y más tarde la  declaración de soberanía, según el acuerdo de legislatura que contempla esta cuestión como uno de los principales objetivos.

En el pacto suscrito por ambas formaciones figuran las propuestas programáticas que habían postulado por separado durante la campaña como 'hojas de ruta' hacia la consulta soberanista. Estos son los seis pasos claves que ambas formaciones han acordado emprender durante la nueva legislatura:
 
1. Una "Declaración de soberanía" en el primer pleno.
 
El Acuerdo de Legislatura estipula en su primer punto que en el primer pleno ordinario del Parlament será aprobada una "Declaración de Soberanía del Pueblo de Cataluña" con el compromiso de que los catalanes puedan ejercer "el derecho a decidir". Esta declaración, que define a Cataluña como "sujeto político y jurídico soberano", ha sido aprobada este miércoles 23 de enero. Además, se ha acordado iniciar un proceso para hacer efectivo ese derecho de autodeterminación a través de una consulta.

2. Ley de Consultas
 
El siguiente paso será aprobar en el Parlament una Ley de Consultas, que en la anterior legislatura ya superó los primeros trámites parlamentarios, lo que permitirá aprovechar los trabajos previos aunque con la incorporación de modificaciones y enmiendas sobre la ley que ya existe, gestada por el tripartito. En el articulado de esa ley se indicaba que el Gobierno español decide si autoriza o rechaza una propuesta de referendo.
 
3. Negociación con el Gobierno central

En paralelo a la tramitación de esta ley, el Govern abrirá en el primer semestre de 2013 "un proceso de negociación y diálogo con el Estado Español para el ejercicio del derecho a decidir". Mas se ha definido a favor de que esté amparado en "marcos legales disponibles o que se puedan crear" en los ámbitos "catalán, español, europeo o internacional".

Tanto PP como PSOE consideran que la Constitución no ampara la autodeterminación ni contempla la secesión de un territorio, por lo que la iniciativa parece poco viable. En la escena internacional, además de la posibilidad de coincidencia con el referéndum previsto en Escocia en 2014, el Parlament podría apelar a la Carta de la ONU donde se recoge el derecho a la autodeterminación de los pueblos.
 
4. Creación de un "Consejo de Transición Nacional"
 
El acuerdo prevé crear el Consejo Catalán para la Transición Nacional como "órgano de impulso, coordinación, participación y asesoramiento del Govern". Este consejo estará formado por personalidades de "reconocido prestigio" procedentes de diversos ámbitos.
 
5. Configuración de procedimientos formales, jurídicos e institucionales
 
En la fórmula que contempla la autodeterminación, contenida en el punto quinto del anexo, ambas formaciones "se comprometen a trabajar todos los procedimientos formales, jurídicos e institucionales posibles hasta el 31 de diciembre de 2013". A partir de entonces, el compromiso consiste en "convocar la consulta de acuerdo con el marco legal que la ampare, dentro del término del año siguiente, con la excepción de que el contexto socioeconómico y político requiriesen una prórroga" para lo cual "la fecha será pactada como mínimo por las dos partes firmantes".
 
6. Convocatoria de la consulta
 
El acuerdo establece como último punto convocar una consulta "para que el pueblo de Cataluña se pueda pronunciar sobre la posibilidad de que Cataluña devenga un Estado en el marco europeo". No obstante, no se especifica qué fórmula legal amparará esta consulta, ni la literalidad de la pregunta que se formularía en ese referéndum.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.