Aumentan las ventas de mochilas antibalas para niños tras la masacre ocurrida en Newtown

Una niña con su mochila a cuestas se mira en el espejo.
Una niña con su mochila a cuestas se mira en el espejo.
EFE

Las ventas de mochilas para niños resistentes a las balas y de otros productos como pantalones blindados han aumentado en los últimos días en EE UU tras la masacre en la escuela de Newtown, donde Adam Lanza mató a 20 niños y 6 adultos.

Rich Brand, director de operaciones de la tienda Amendment II, especializada en productos militares y de seguridad, explicó a la cadena CNN que las ventas se han disparado "un 500%" y que muchos clientes son padres "desesperados" que buscan cómo proteger a sus hijos en situaciones "extremas".

Uno de los productos que más demanda están teniendo son las mochilas infantiles blindadas, que pueden llegar a costar unos 400 dólares (302 euros).

Esas mochilas están diseñadas con un material capaz de detener las balas de las pistolas, pero no las de un fusil como el usado por Lanza en el tiroteo en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut).

En Austin (Texas), la tienda virtual Bulletproofme.com, especializada en productos con protección antibalas sostiene que sus ventas se han incrementado en un 50% y sus clientes nuevos son, sobre todo, escuelas y guarderías.

Legisladores de varios estados de EE UU están planteando medidas para que los profesores y otros trabajadores de los colegios puedan portar armas para proteger a los alumnos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió ayer a presentar en enero propuestas "específicas" para un mayor control de las armas, al definir la violencia causada por ellas como una "epidemia" que golpea diariamente a un país conmocionado aún por la tragedia de Newtown.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento