El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha reconocido que el impuesto sobre depósitos bancarios que pretende crear mediante un decreto ley la Generalitat catalana no le parece una buena idea, ya que no favorece "precisamente" la recuperación económica.

A preguntas de los periodistas antes de participar en una comida-coloquio en Santiago de Compostela, Ángel Ron ha descartado que el impuesto sobre los depósitos vaya a afectar a la liquidez de las entidades de crédito. "Lo que no me parece es una buena idea", ha agregado.

Al respecto, ha expuesto que en la actualidad las entidades están en "un proceso de desapalancamiento, que es una forma de decir que hay que reducir la deuda y fomentar el ahorro". "Si lo que hacemos es poner cargas impositivas al ahorro, lo que no vamos a estar precisamente favoreciendo es la recuperación económica, que tanto necesitamos", ha alertado.

En el coloquio posterior y preguntado nuevamente sobre este punto, Ángel Ron ha alertado de que "como principio general, los impuestos sobre los depósitos son malos para la economía porque gravan al final el ahorro".

Repercutir el gravamen

Además, ha subrayado que "las entidades tienen por naturaleza la obligación de trasladar ese sobrecoste que asumen a través de distintas vías". Al respecto, ha indicado que "la carga adicional" para los bancos que supondría ese nuevo gravamen "les va a obligar a repercutirlo de alguna manera a través de las distintas palancas que tiene".

"Supone poner trabas al ahorro en un país que está desapalancándose. Si no contribuimos a dar estabilidad al ahorro a medio y largo plazo le hacemos un flaco favor a la recuperación", ha proclamado.

Preguntado sobre la quita que tendrán que asumir los titulares de preferentes, Ángel Ron ha indicado que "cada caso es diferente y debe ser analizado a la luz de las circunstancias particulares". En todo caso, ha recordado que la entidad que él preside resolvió la comercialización de las participaciones "recomprándolas y canjeándolas al 100%".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.