Las cofradías de pescadores gallegas esperan resultados desiguales para la campaña de Navidad, aunque en general confían en que tanto las ventas como los precios sean "aceptables" para un momento de crisis como el actual, y lamentan que las borrascas que han afectado a Galicia en los últimos días están dificultando y, en algunos casos impidiendo, faenar. De hecho, este miércoles el estado del mar ha provocado que parte de la flota permaneciese una jornada más amarrada.

El patrón mayor de Baiona (Pontevedra), Fernando Leyenda, ha indicado a Europa Press que hasta el momento la campaña va "más o menos" como la del año pasado en capturas y ha destacado que "tal como está el tiempo, bastante malo todo el mes", esperaban un descenso.

De este modo, para la cofradía baionesa "las previsiones no son malas", pero "el tiempo tiene que acompañar", al tratarse de una zona de poco abrigo. Respecto a los precios, ha apreciado que son "algo bajos", pero comienzan a repuntar ante la proximidad de Nochebuena y Navidad, las mejores jornadas para la venta de pescado y marisco.

Por su parte, el patrón mayor de Bueu (Pontevedra), José Manuel Rosas, ha indicado que la Navidad continuará previsiblemente el comportamiento que se ha apreciado todo el año. "No hay mucha alegría en las compras", ha resumido, pero ha admitido que en la zona los precios este año "son buenos".

"Como el tiempo no deja, hay poco —pescado y marisco capurado— y hay demanda", ha explicado y ha señalado que los productos que son "poco habituales en las mesas de la clase media-baja" como las navajas, el percebe, la nécora o el camarón se siguen vendiendo. El kilo del percebe alcanza los 150 euros, ha señalado.

Al igual que en Baiona, la queja se refiere al mal tiempo, que "impide salir a faenar". "Hoy acercarse a las rocas era una temeridad, por el tiempo y porque no hay mareas grandes", ha destacado. "Vamos borrasca sobre borrasca y no hay tregua", ha indicado y ha explicado que en el caso de Bueu algunas embarcaciones sí trabajan en las zonas más abrigadas, pero eso implica menos capturas.

Como ejemplo ha indicado que la cantidad de centolla para subastar este miércoles no alcanzó los 15 kilos. Los precios, ha agregado, sí son los habituales para estas fechas, pero pese a todo cree que la de 2012 será "una campaña bastante floja".

"lo que no es normal es el precio"

Más al Norte, en Porto do Son (A Coruña), el patrón mayor, Tomás Fajardo, ha subrayado a Europa Press que "todo lo que sea no poder trabajar son pérdidas económicas", en especial si no suben los precios, algo que teme que ocurrirá esta campaña.

En relación con el tiempo, ha considerado que está siendo "un invierno normal" en el mar gallego. "Lo que no es normal son los precios", ha indicado y ha señalado que, aunque están "repuntando un poco" por la proximidad de la Nochebuena están "bastante por debajo para la época".

Además, en esta zona el año está siendo "muy malo" también en cuanto a las capturas y hay escasez en varias especies, como el pulpo, que alcanza precios de entre cinco y ocho euros. El percebe, ha ejemplificado, está en torno a los 20 euros el kilo, cuando lo habitual es que ronde los 40 euros en estas fechas. Así, ha concluido que "no hay muchas esperanzas" y que la crisis se ha notado otros años, pero "no tanto como este".

La crisis afecta,

Pero menos

El tiempo ha respetado la labor en la zona de A Mariña de Lugo, según el patrón mayor de San Cibrao, Javier Sánchez, que ha indicado que "deja trabajar, pero no cómodamente". Los precios, ha agregado, han comenzado a repuntar con la llegada de diciembre y "esta semana van a subir más".

"Un poco la crisis se nota, pero no tanto como en otros sectores", ha resumido Sánchez, que ha considerado que el problema para los pescadores son las limitaciones a las capturas. Así las cosas, se declara "optimista" y confía en que esta Navidad será "buena", aunque "no como las de años atrás". "Será aceptable, para la situación en la que está el país", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.