El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que está negociando con la UE para que las cajas "que lo hacen bien" puedan conservar su participación mayoritaria de capital en los bancos que han dado lugar fruto de la reconversión del sector financiero.

"No vamos a imponer a nadie obligaciones de desinversión para perder su participación de control", ha garantizado Rajoy en la sesión de control en el Congreso de los Diputados, para quien "no hay razón" para que "quien lo hace bien" no pueda mantener su mayoría en el capital del banco transformado.

El presidente del Gobierno buscará el apoyo de la oposición, sobre todo del PNV, habida cuenta de que las cajas vascas que han dado lugar a Kutxabank superaron los test de estrés. Eso sí, ha advertido de que Bruselas tiene "mucha" capacidad de decisión sobre este tema.

De esta forma respondía Rajoy a una pregunta del diputado del PNV Aitor Esteban sobre el punto del Memorándum de Entendimiento (MoU) que insta a reducir en "último término" la participación mayoritaria de las cajas.

"Hay quien ha hecho las cosas bien y quien lo ha hecho mal. No se van a tratar de manera igual a unas cajas y a otras", ha sentenciado el líder del Ejecutivo. Entre las ideas que maneja el Gobierno se encuentran: que las cajas operen sólo en áreas reducidas y con límites sobre su actividad, que en caso de sobrepasar implicaría su transformación en fundaciones bancarias.

Mientras, todas las actuales cajas de ejercicio indirecto, según Rajoy, se convertirán obligatoriamente en fundaciones bancarias, al tiempo que ha avanzado que el Ejecutivo estudia medidas de gobierno corporativo como introducir la figura de vocales independientes, y aplicar reglas de incompatibilidad, limitaciones a participaciones en la Administración pública y reforzamiento de requisitos de conocimiento y experiencia.

Consulta aquí más noticias de Álava.