Trabajadores de los institutos culturales de la Generalitat valenciana integrados en CulturArts ven "inviable" que los despidos anunciados por la administración como consecuencia de la puesta en marcha del nuevo holding se hagan efectivos antes del próximo de mes de marzo, debido a los trámites que requiere un proceso de despido colectivo.

Empleados de estas entidades han llevado a cabo este miércoles una concentración a las puertas del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) —que pretendían repetir en otras sedes culturales- con el fin de animar a la participación a la concentración que se ha convocado para este jueves a las a las 19.30 horas en la Plaza de la Virgen de Valencia, bajo el lema 'En defensa de la cultura', con el fin de denunciar el "acoso al sector público de la cultura".

Tras realizar ese acto de protesta, el presidente del comité de empresa de Teatres de la Generalitat, Roberto Lisart, ha explicado a los medios que aún no se ha comunicado a los organismos el inicio de los expedientes de regulación de empleo (ERE) por lo que ha asegurado que la Generalitat "incumplirá su propio decreto" para crear CulturArts y no podrá despedir ya a parte del personal, ya que estos procedimientos requieren, por ejemplo, un período de consultas con el comité de empresa de un mes.

Por ello, las previsiones que manejan es que la comunicación de los ERE se realice durante la segunda quincena de enero o la primera de febrero, por lo que las salidas no se harían efectivas antes de marzo. Por su parte, los empleados pretenden "intentar detener este proceso" y que planteen alternativas.

Este portavoz ha recordado que las previsiones de despidos que manejaba la Conselleria de Cultura eran del 40 por ciento de la plantilla y ha agregado que, de momento, las unidades artísticas —es decir Ballet de Teatres, Cor de la Generalitat y Orquestra de la Comunitat Valenciana— son "las únicas que quedan indemnes".

La concentración de mañana se desarrollará bajo el lema 'En defensa de la cultura' y parte de empleados del Institut Valencià de la Música (IVM), IVAC-La Filmoteca, Palau de les Arts Reina Sofía, Teatres de la Generalitat, Ivacor, La Llum de les Imatges y cuenta con el apoyo de distintas organizaciones sindicales y otras agrupaciones culturales.

"la cultura no es un lujo accesorio"

Asimismo, estos colectivos se adhieren a un manifiesto en el que señalan que "la cultura no es un lujo accesorio que una sociedad se permite como un capricho en épocas de abundancia".

Por ello, las plantillas de los organismos reclaman a la nueva consellera de Cultura, María José Català, "la recuperación de la autonomía de los organismos culturales valencianos y el mantenimiento de sus puestos de trabajo; una gestión eficaz y un ahorro real, en aquellos aspectos superficiales en los cuales se ha venido derrochando contra el criterio técnico; la conservación de la cultura valenciana y del patrimonio salvaguardado por sus instituciones; unas instituciones públicas culturales que ofrezcan oportunidades a los sectores de creación cultural valencianos, y que estén abiertas a las necesidades reales del conjunto de la ciudadanía".

Consulta aquí más noticias de Valencia.