Endesa ha finalizado una inversión por valor de 662.000 euros destinada a mejorar la red eléctrica en más de treinta localidades de la provincia de Teruel, entre las que destacan Calamocha, Monreal del Campo, Albarracín, Cantavieja y la propia capital.

Los trabajos realizados, que beneficiarán a más de 18.000 clientes, forman parte del conjunto de inversiones presupuestadas por Endesa para consolidar la calidad de servicio y cubrir las nuevas necesidades derivadas del crecimiento de la demanda de su mercado.

Según ha dado a conocer la compañía, a través de una nota de prensa, desde el punto de vista técnico, la actuación ha consistido en la revisión de los sistemas de protección y control, que mejora la capacidad para actuar en tiempo real ante cualquier eventualidad que se presente, la reforma de centros de transformación, la renovación y sustitución de apoyos y crucetas, y el tendido de nuevo conductor en varios tramos de línea.

Todo ello va a servir para aumentar la seguridad y fiabilidad de las instalaciones, asegurar su operatividad y minimizar el riesgo de incidencia. Supondrá, además, una mejora de la capacidad y rapidez de respuesta ante posibles averías en la red de media tensión de las comarcas de Jiloca, Sierra de Albarracín, Gúdar-Javalambre y Comunidad de Teruel.

La puesta en juego de esta inversión forma parte del programa de revisión de instalaciones desarrollado anualmente por Endesa en su mercado con el objeto de consolidar la calidad de servicio.

Consulta aquí más noticias de Teruel.