Unos 400 trabajadores del sector concertado de las ambulancias en Andalucía, que viene manteniendo concentraciones desde el pasado mes por los recortes presupuestarios efectuados por el SAS, que afectan a su vez al convenio que mantiene con las patronales del sector que han reducido en plantilla y salarios, volverán a concentrarse este miércoles ante las puertas del SAS en Sevilla.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de Carreteras de UGT Andalucía, Manuel Romero, ha recordado que tras el acto de este miércoles "vendrían ya los paros parciales (desde las 8,00 hasta las 12,00 horas) de los días 18 de diciembre y 8 y 15 de enero", en caso de no llegar a un acuerdo a tres bandas entre la Administración, la patronal ADEMA y los sindicatos".

Al hilo de ello, ha lamentado que en la reunión celebrada esta pasado lunes 10 de diciembre en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) a fin de intentar alcanzar un acuerdo, "la patronal fue sin ánimo de negociar, ya que la situación de recorte presupuestario de la Junta sigue igual, por lo cual tampoco ellos (la patronal) han querido variar su postura". Además, ha señalado que a dicha reunión "no asistió la Consejería".

Ha detallado que durante la misma jornada del lunes 10 les citó, por su parte, la Consejería del ramo para alcanzar un acuerdo de servicios mínimos para los paros parciales "y, de camino, decirnos que intentásemos llegar a un acuerdo con la patronal". A este segundo encuentro, el convocado ahora por la Administración, "fue la patronal la que no acudió al mismo", ha informado.

Respecto a los servicios mínimos de estos paros, ha reprochado que la Junta "quiere imponernos un mínimos del cien por cien para el transporte en urgencias, del 100 por ciento para el transporte de pacientes oncológicos programados para las sesiones de quimioterapia y radioterapia, y del 50 por ciento para el servicio de rehabilitación".

Por contra, desde los sindicatos UGT y CCOO piden "que los mínimos del cien por cien sea solo para las urgencias, mientras que para el resto de dispositivos no se establezcan mínimos puesto que estamos hablando de paros parciales de cuatro horas no de una huelga de 24 horas", ha subrayado.

Respecto a la negociación a tres bandas (más allá del Sercla) prevista para semana del 10 al 14 de diciembre, tal y como ya adelantó a Europa Press Rafael García, secretario general de la Federación del Transporte de UGT-Sevilla, Romero ha criticado que la actitud mostrada ahora por la Administración "que vuelve a desentenderse del asunto alegando que ellos solo tienen concertado el servicio y que la cuestión laboral es un problema que deban resolver en exclusiva los trabajadores y las empresas del sector".

UGT y CCOO vienen criticando que la Administración ha sido la que ha llevado a cabo un recorte presupuestario que está afectando ahora a estas empresas, que disponen de menos dinero para llevar a cabo el mismo trabajo, por lo que estarían recortado a su vez a sus trabajadores, aunque "de manera distinta e indiscriminada, según la provincia".

Al hilo de ello, denuncian que estos recortes variables según la provincia no vienen recogidos en el convenio, "que es regional", por lo que "dicha reducción debería de ser lineal en toda Andalucía".

Así, sostienen que aunque el sector se rige por un convenio colectivo regional, las empresas están recortando en las nóminas de sus trabajadores "como consecuencia de que el SAS les ha 'invitado' a que hagan un esfuerzo".

"Ello ha supuesto el que las empresas trasladen ese 'esfuerzo' a las nóminas de los trabajadores", lamentaban por su parte recientemente a Europa Press Juan Martínez, presidente del comité de empresa de 'Ambulancias Tenorio' en Sevilla, quien denunciaba además que, "aunque somos trabajadores de empresas concertadas con el SAS, hacemos un servicio público y no nos pueden tratar como empleados de segunda".

Así, y a modo de ejemplo, los sindicatos exponen casos como el de Sevilla, cuya bajada del presupuesto ha sido del 5 por ciento; mientras que en Huelva ha sido del 4 por ciento o en Granada, que llega hasta el 14 por ciento.

PROPUESTAS

Por todo ello, los sindicatos piden una reducción presupuestaria homogénea para toda Andalucía y que, "al igual que ahora los trabajadores se están ajustando a esta contención con sueldos más reducidos", se les garantice en un futuro cuando la situación cambie el que se les equiparará su salario a la media nacional del sector.

Al hilo de ello, detallan que un conductor de ambulancia en Andalucía sufre un 15 por ciento menos de nivel salarial que la media española. De hecho, apuntan que el sueldo base mensual de un trabajador del ramo es de 900 euros y que, uniendo conceptos como antigüedad y una media de entre 200 y 300 horas extras anuales, el sueldo bruta anual de esta plantilla oscila en una horquilla que va de los 14.000 a los 17.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.