El grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga ha acusado este martes al equipo de gobierno del PP de practicar "una subida encubierta" tras el paso a precio privado de las tarifas del agua que modifica los tramos de pago, al "perjudicar" a las personas que viven solas, las parejas y las familias de hasta tres miembros, al situarse su nivel de consumo en los bloques que incrementan su precio.

"Esta subida contradice la afirmación del PP de que la aplicación del nuevo tarifado por persona es favorable para los malagueños", ha señalado a los periodistas la portavoz socialista, María Gámez, por lo que ha anunciado que su grupo solicitará, vía enmienda al nuevo reglamento, que se aplique un criterio de metros cúbicos en los bloques que no perjudique a las viviendas habitadas por menos personas.

De igual modo, pedirá también el establecimiento de bonificaciones por uso eficiente a aplicar al titular del suministro, que, habiendo acreditado el número de habitantes, tenga un consumo responsable de hasta 2,5 metros cúbico por mes.

CONTADORES

Los socialistas demandarán que "no se castigue" a los malagueños que tengan el contador en el interior de la vivienda con subidas del cien por cien, manteniendo el precio contemplado en este año de 0,060 euros, ya que, de esta forma, "se está perjudicando aún más a las familias que no pueden asumir el coste de sacar fuera el contador".

Por otro lado, Gámez ha manifestado que instará, en la próxima Comisión de Pleno de Medio Ambiente, al consejo de administración de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) a que proceda a la devolución del IVA cobrado por el consumo realizado antes de la entrada en vigor del nuevo tipo de este impuesto el pasado 1 de septiembre a todos los usuarios afectados.

Además, los socialistas pedirán que, en aquellos casos que se facturen consumos estimados por problemas en su lectura, cuando se regularice en la factura siguiente, "se apliquen los bloques correspondientes al consumo real de los meses facturados". "Hasta ahora se está facturando al precio más caro, lo que es injusto", ha subrayado.

Por último, Gámez ha indicado que se pedirá a Emasa que proceda a la puesta en marcha de un servicio de control para aquellos casos en los que se produzcan facturaciones de consumo fuera de lo normal, de manera que sea la propia empresa la que de oficio inicie las correspondientes comprobaciones, "sin coste alguno para el consumidor".

Consulta aquí más noticias de Málaga.