La Federación Intersectorial de Autónomos de Castilla-La Mancha (CEAT), Ángel López, ha considerado que la futura Ley de Medidas para la Dinamización y Flexibilización de la actividad comercial en la región es un "arma de doble filo" y "perjudicial" para los autónomos del comercio "que no van a poder hacer frente a la flexibilización de la misma manera que una gran superficie".

A preguntas de los medios por este Anteproyecto de Ley, que tomó recientemente en consideración el Consejo de Gobierno, el secretario general de CEAT C-LM, Alberto Maldonado, ha considerado que un autónomo que tiene un negocio sin trabajadores asalariados "no va a poder aguantar un total de 90 horas" de trabajo, lo que supondría unas 15 horas al día para una sola persona.

A su juicio, un autónomo en esas circunstancias "no puede tener los mecanismos de una gran superficie para rotar y cubrir este aumento de horas, ni para cubrir toda la demanda de domingos y festivos".

Por su parte, el presidente de la Federación, Ángel López, ha señalado que el texto tiene ese "doble filo" porque con la flexibilidad de horario habrá que emplear a más personas y ello supondrá más gasto y más coste, aunque también puede favorecer las ventas por el hecho de poder abrir los sábados y domingos.

Según se recoge en el Anteproyecto de Ley, los comerciantes de Castilla-La Mancha podrán hacer promociones fuera del periodo de rebajas, el número de horas que podrán abrir semanalmente pasará de 72 a 90 y los domingos y festivos se ampliarán de los ocho actuales a diez.

Consulta aquí más noticias de Toledo.