Agentes de la Policía Local de Vigo han detenido en la madrugada de este martes a dos jóvenes de 27 y 30 años de edad por robo con fuerza en dos vehículos que presentaban daños.

Según informa la Policía Local, a las 2.15 horas de este martes una patrulla cuando se encontraba efectuando labores por la zona de la Plaza de la Miñoca, observó estacionado un turismo Peugeot 307 y próximos a su ventanilla delantera izquierda dos varones que, al percatarse de la presencia policial, se agacharon.

Los agentes se acercaron a ellos y vieron en el suelo una linterna, un martillo y un guante de látex que presentaba manchas de sangre.

Así, solicitaron que se identificasen, y comprobaron que uno de los varones en sus nudillos tenía heridas sangrantes, y se percataron asimismo de que el cristal triangular delantero izquierdo estaba fracturado y el interior del vehículo totalmente revuelto.

Por ello, efectuaron a ambos un cacheo superficial, en el que localizaron a uno de ellos un teléfono móvil y un dispositivo electrónico, solicitándole que procediese a introducir el PIN en el teléfono para encenderlo ya que estaba apagado, pero desconocía el mismo, al igual que la utilidad del aparato electrónico, ya que manifestó que se trataba de una cámara de fotos y no era así, según precisan las mismas fuentes policiales.

Al otro hombre se le intervinieron dos gafas de sol y un bote de champú y sobre sus ropas vieron restos de sangre. Así, los policías procedieron a la detención de J.N.F., natural y vecino de Vigo de 27 años, y H.P.B., natural y vecino de la ciudad olívica de 30 años.

Además, los agentes comprobaron que unos metros más abajo había un Citroën C4, que presentaba también fracturado el cristal triangular delantero izquierdo. Ambos vehículos fueron trasladados al depósito municipal al no haber localizado a sus propietarios.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.