Día de la Constitución y fiesta para celebrar el XXXIV aniversario de la Carta Magna. El Senado ha acogido este jueves por primera vez en su historia esta recepción oficial debido a las obras de rehabilitación que se llevan a cabo en el Congreso. Y, como siempre, el desfile tradicional de políticos ha dado lugar a declaraciones sobre el estado de la Constitución y sobre la actualidad más reciente.

Así, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado el día para expresar su convencimiento de que "2013 será mejor que este año" y su apuesta de que "España creará empleo a partir de 2014". Además, ha reivindicado la Constitución, "que está plenamente vigente, fija unas reglas de juego claras y la debemos conservar". "Si demuestra algo este texto es que las situaciones difíciles se pueden superar con trabajo, empeño y coraje", comentó.

De esta forma, Rajoy, que ha acudido al acto central del Día de la Constitución por vez primera como presidente del Gobierno, quiso mostrar la Constitución como ejemplo a tener en cuenta en momentos de grave crisis económica como el actual. "Si algo positivo hay que sacar de aquella Constitución es demostrar que las situaciones difíciles y complejas se pueden superar", indicó.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto cumplir y "adaptar a los nuevos tiempos" la Constitución Española con el mismo consenso que permitió su redacción en 1978. Rubalcaba ha subrayado que la Carta Magna es uno de los mayores logros de los españoles en toda la historia que ha permitido "vivir durante todo este tiempo en paz y con libertad". "Hoy que celebramos su trigésimo cuarto cumpleaños quisiera hacer dos propuestas: que, con el mismo grado de consenso con el que nació, pensemos en adecuar nuestra Constitución a los nuevos tiempos y, sobre todo, que la cumplamos. Cumplirla y adecuarla a los tiempos: no se me ocurre mejor forma de defenderla", ha asegurado.

Mientras, la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ve margen para poder modificar la Constitución, siempre y cuando se haga con la aprobación de todo el pueblo español, que es en quien reside la soberanía nacional, tal y como reza la Carta Magna. En este sentido, ha felicitado a todos los españoles que se sienten "satisfechos" de contar con una Carta Magna "de todos". También ha advertido de que "las aspiraciones soberanistas no están dentro de la Constitución" e insistió en que el propio texto deja "bien claro" que la soberanía reside en "todos" los españoles.

La Constitución está secuestrada por la 'troika' y los mercados Más crítico ha sido el coordinador federal de IU, Cayo Lara, quien considera que no hay nada que celebrar en este día, puesto que la Constitución está "secuestrada" por la 'troika' y los mercados. Por ello, el grupo parlamentario que preside, el de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), no participó en la conmemoración oficial del Senado.

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha afirmado que el aniversario de la Constitución es un día para "honrar" la Carta Magna y reivindicar los artículos que proclaman derechos fundamentales "inviolables", los cuales -ha recalcado- deben respetarse siempre ante cualquier modificación que se decida.

El presidente del Senado, Pío García Escudero, y su homólogo de la Cámara Baja, Jesús Posada, fueron los encargados de recibir a los cientos de invitados, entre representantes políticos y de las altas instituciones del Estado y personalidades de la sociedad civil. También pronunciaron sendos discursos para defender la Carta Magna. Posada, por ejemplo, ha subrayado que en una situación de crisis económica como la que atraviesa España "no es el momento de plantear aventuras revisionistas de dudoso resultado", ni de ahondar en las discrepancias "aunque existan".

Estuvieron presentes ocho presidentes autonómicos: los de Galicia, Andalucía, Aragón, Canarias, Extremadura, Castilla y León, Madrid y Castilla-La Mancha. No acudieron los parlamentarios nacionalistas de CiU, PNV, Amaiur o ERC, además de los mencionados de Izquierda Plural. La policía mantuvo acordonada la zona con un fuerte dispositivo de seguridad y el tráfico quedó restringido en las inmediaciones de la plaza de la Marina Española, en la que se ubica el Senado.