El conseller en funciones de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha ratificado este miércoles ante los nueve alcaldes del área básica de salud de l'Escala (Girona) que mantendrá la privatización del ambulatorio de este municipio y de siete consultorios médicos, pese a que éstos habían pedido la anulación del concurso público.

En un comunicado, el conseller ha asegurado que pese a la privatización —la primera de la historia sanitaria de Catalunya— se mantendrá la calidad asistencial, y ha recordado que la adjudicación del servicio a la multinacional Eulen se ha tomado de acuerdo a la ley de contratos del sector público.

La reunión, a la que también ha asistido el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Padrosa, ha servido para alcanzar un compromiso con los ayuntamientos para evaluar de forma conjunta y mensualmente los indicadores de salud de la zona.

Asimismo, el CatSalut ha subrayado el compromiso de Eulen de velar por la continuidad del equipo profesional.

El Govern decidió conceder la gestión del ambulatorio de l'Escala y otros siete consultorios por un valor por un valor total que asciende a 24,49 millones de euros —2,4 millones anuales durante una década—.

El centro llevaba doce años gestionado por la Fundación Salut Empordà —entidad sin ánimo de lucro—, tras ganar sucesivamente los concursos de 2000 y 2006 y que, en esta ocasión, presentó una oferta 8.000 euros más cara que la del grupo privado.

Consulta aquí más noticias de Girona.