Kate Middleton e Isabel II
Kate Middleton e Isabel II, durante un acto oficial. GTRES

A diario decenas de periodistas de todo el mundo se interesan por el estado de salud y por el avance del embarazo de Kate Middleton, ingresada en un hospital por algunas molestias provocadas por su estado. Lo único que reciben esos profesionales de la información son partes oficiales y negativas a informar sobre el estado de la duquesa de Cambridge.

Quizá esto sea así porque no se han presentado convenientemente. De hecho, una periodista australiana, en mitad de un programa radiofónico en directo, consiguió conocer al detalle el estado de la joven, haciéndose pasar por la reina Isabel II.

Fue una broma estúpida que todos lamentamos La periodista de 2Day FM llamó al control de enfermería del hospital Rey Eduardo VII de Londres y dijo "Hola, ¿puedo hablar con Kate, mi nieta?. Inmediatamente la enfermera que atendió la llamada pensó estar hablando con la monarca británica y no dudó en ofrecer información sobre el estado de la paciente.

La enfermera aseguró que Kate Middleton se encontraba bien, que había pasado la noche sin problemas y que le habían dado algunos líquidos que no le habían producido nuevos vómitos y que estaba durmiendo en ese momento". Además, la periodista, asumiendo su papel como Isabel II preguntó por la mejor hora para visitar a la joven.

Pero la llamada aún se tornaría más surrealista cuando al teléfono se puso también otro periodista fingiendo ser Carlos de Inglaterra y cuando ambos comenzaron a discutir sobre qué momento les venía mejor para ir a visitar a la princesa Catalina.

El hospital ha emitido un comunicado en el que se disculpa por esta filtración y en el que asegura que "fue una broma estúpida que todos lamentamos".