La Diputación de Gipuzkoa trabajará este jueves "con normalidad, como en un día habitual", ya que el Gobierno foral de Bildu considera que el Día de la Constitución Española "es una fiesta impuesta, que representa la falta de reconocimiento de Euskal Herria y la negación de los derechos de sus ciudadanos".

Según ha informado la institución foral, como en anteriores festividades no aceptadas por la coalición soberanista, -12 de octubre, Día de la Hispanidad o 25 de Octubre, Día de Euskadi-, el Gobierno Foral ha dado la oportunidad a los trabajadores de la Diputación que así lo deseen de acudir a su puesto de trabajo.

En concreto, el Palacio de la Diputación (plaza Gipuzkoa) estará abierto en su horario habitual para los trabajadores, así como el departamento de Políticas Social de Intxaurrondo (Txara) y el de Hacienda en Errotaburu. En el Departamento de Infraestructuras Viarias de Miramón, además de trabajar el Gobierno Foral, también se atenderá a los ciudadanos que así lo deseen.

A su juicio, la ciudadanía vasca "requiere en este momento el reconocimiento de sus derechos y de Euskal Herria", y el Día de la Constitución Española representa, "precisamente lo contrario", ya que consiste "en una apología de la imposición, la negación y la falta de derechos". "Hoy queremos reafirmar que el futuro de nuestro país debe estar únicamente en manos de los vascos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.