La rápida actuación de un agente de la Policía Nacional destinado en la Brigada de Policía Científica ha salvado a un vecino gijonés de morir desangrado tras reventarle una variz de una pierna, según una nota de la Comisaría gijonesa.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 3, sobre las 14.30 horas, cuando el agente acudió a socorrer al hombre, que sangraba profusamente por la pierna derecha. El policía, antes de la llegada de los servicios sanitarios, practicó una cura de emergencia, evitando que la persona se desangrara.

Además, tranquilizó a la mujer del hombre, que se encontraba muy nerviosa ante la abundancia de sangre. Para parar la hemorragia, fue necesario taponar de inmediato mediante presión, lo que evitó la muerte de esta persona. Una vez controlada la hemorragia, se personaron los facultativos, que procedieron al trasladado al hospital en una UVI móvil por sufrir una insuficiencia venosa crónica con síndrome post-flebítico.

Desde la Comisaría se recuerda que no es la primera vez que funcionarios de Policía Científica acuden al levantamiento de algún cadáver cuyo fallecimiento ha sido debido a esta circunstancia, "por lo que tanto la rápida y acertada actuación policial evitó el fatal desenlace".

Consulta aquí más noticias de Asturias.