Rasmussen
El Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, durante una rueda de prensa Oliver Hoslet / EFE

Los ministros de Exteriores de la OTAN autorizaron este martes el despliegue de misiles estadounidenses, alemanes y holandeses en Turquía con el fin de defender el país de posibles ataques desde Siria. "Cualquier despliegue será únicamente defensivo y no dará apoyo a ninguna zona de exclusión aérea u operación defensiva", señalaron los ministros en una declaración escrita.

La medida, recalcó la Alianza, tiene como objetivo exclusivo proteger el territorio y la población de Turquía, que ya ha sufrido repetidas agresiones desde el país vecino a lo largo del conflicto entre el Gobierno de Bachar al Asad y la oposición.

Tiene como objetivo exclusivo proteger el territorio y la población de Turquía "El mero hecho de que los misiles Patriot estén desplegados hace que cualquier agresor potencial tenga que pensárselo dos veces antes de considerar atacar Turquía", aseguró el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, en conferencia de prensa. El político danés recordó que la "tarea última de la OTAN es la protección y defensa de sus miembros" y subrayó que todos los aliados han recalcado su solidaridad y apoyo a Turquía.

Para la OTAN, los misiles en territorio turco servirán como "disuasión efectiva" y contribuirán a reducir la tensión en la frontera. Según fuentes diplomáticas, los Patriot serán utilizados principalmente para garantizar la seguridad de centros de población y de infraestructuras clave.

La llegada a Turquía de las baterías antiaéreas y de las tropas que las operarán se producirá en un plazo de "semanas", pero está aún pendiente de las decisiones de los tres países que cuentan con esa capacidad ahora mismo: Estados Unidos, Holanda y Alemania.

Los dos últimos ya adelantaron este martes que respaldan la ayuda a Ankara y que propondrán a sus parlamentos el despliegue, mientras que fuentes estadounidenses han asegurado que su intención es responder de forma "positiva" a la petición turca, pero no han concretado nada más.

Mientras tanto, Rusia pidió a los aliados que no sobrestimen el peligro que puede plantear Siria para Turquía y aseguró que los obuses sirios que han impactado en los últimos meses en suelo turco y que causaron la muerte de varios civiles, siempre han sido acciones accidentales.

Los misiles en territorio turco servirán como "disuasión efectiva"  Moscú, critica el envío de más armas a la región, pero no cuestiona el derecho de Turquía a solicitar la ayuda de sus socios, según aseguró en Bruselas ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, tras reunirse con sus homólogos.

Pese a que la OTAN insiste en que no va a intervenir en Siria, el conflicto en el país árabe centró este martes la reunión ministerial de la Alianza, que quiso enviar una clara advertencia a Damasco sobre un eventual uso de su arsenal químico. Rasmussen explicó al término de la reunión que los 28 ministros expresaron "unánimemente" su preocupación por esa posibilidad y advirtieron de que sería "completamente inaceptable".

Según el secretario general, el uso de armas químicas desencadenaría "una reacción inmediata" de la comunidad internacional, un mensaje que han repetido varios socios como Francia, el Reino Unido, Alemania e Italia.

La advertencia llega después de que la Casa Blanca anunciase el lunes su preocupación por la posibilidad de que Damasco se esté preparando para usar armas químicas y de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtiese a Al Asad de que ello tendría "consecuencias". En todo caso, la OTAN insistió en que no es su responsabilidad proteger a la población siria, sino que corresponde a la comunidad internacional facilitar una "solución pacífica" al conflicto.

Armas químicas contra el pueblo

Por su parte, Damasco ha asegurado que no va a utilizar contra su pueblo armas químicas. En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores dice que el Gobierno sirio siempre ha asegurado a EEUU, a Rusia y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que no va a utilizar este tipo de armas contra los ciudadanos "bajo ninguna circunstancia". Y lamenta que la Administración estadounidense haya mencionado este asunto de una manera directa o indirecta "de modo que incita a que se dude en las intenciones" de Siria, según el texto.

Recuerda que EEUU fue el primer país de la historia en usar armas nucleares contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki y le pide que deje de inventarse acusaciones "para distraer la opinión publica americana e internacional del apoyo económico, logístico y político que ofrece a los grupos terroristas". La nota agrega que Siria lucha con su pueblo contra el terrorismo vinculado a Al Qaeda y apoyado por países "conocidos, el primero de ellos, Estados Unidos".

Mueren ocho alumnos y un profesor

Los grupos opositores denunciaron bombardeos intensos en el sur de DamascoAl menos nueve alumnos y un profesor del colegio Al Batiha al Ula, en las afueras de Damasco, han muerto este martes por el impacto de un proyectil en la escuela, informó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Según las primeras informaciones, el proyectil de mortero impactó en el colegio, situado en el campo de refugiados de Al Wafidin, en la periferia de la capital, indicó el grupo.

La televisión siria confirmó la muerte de los estudiantes y el profesor, pero no precisó el motivo. El campo de Al Wafidín está habitado por desplazados sirios del Golán, ocupado por Israel en 1967. Los grupos opositores denunciaron bombardeos intensos en el sur de Damasco y sus inmediaciones. Los Comités de Coordinación Local afirmaron que los bombardeos golpearon las zonas de Babila, Muadamiya al Sham y Sayida Zeinab, entre otros. Asimismo, el periodista Nayi Asaad, del diario estatal Tishrin, fue asesinado por supuestos terroristas en el barrio de Tadamun, en el sur de Damasco, anunció la televisión oficial.