Madrid Arena
Un coche de la Policía Nacional y tres agentes de la Policía Local de Madrid patrullan en los alrededores del Madrid Arena. EFE

La coordinadora de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Fátima Núñez, justificó este lunes durante la comisión municipal de investigación que el Consistorio enviase 42 policías a un evento organizado por un programa de televisión y solo 18 (12 en primera instancia) a las inmediaciones del Madrid Arena la noche de la avalancha mortal.

El Ayuntamiento no exigió un plan de autoprotección a la organizadoraSegún la responsable, el Madrid Arena era un espacio municipal alquilado —por Diviertt, promotora del evento— con lo que la seguridad era de responsabilidad privada. El otro, sin embargo, tenía lugar "en la calle", lo que hacía necesaria una mayor presencia policial. La celebración en cuestión era una reunión de fans de un grupo de música para adolescentes (One Direction) en la calle de Alcalá (número 518, barrio de Suances) organizada por el programa de Antena 3 El Hormiguero.

Sin embargo, esa carencia de efectivos permitió la celebración de un macrobotellón en todo el entorno del Madrid Arena y que los agentes presentes no controlasen el consumo de alcohol y drogas en la vía pública. Como confirmó en la misma comisión el inspector jefe del cuerpo, Emilio Monteagudo, no se impuso ni una sola multa por botellón.

Además, el concejal de UPyD Jaime Berenguer denunció que el departamento ni si quiera exigió a Diviertt un plan de autoprotección para el evento. "Era su responsabilidad", critió.

Mayor nivel de riesgo

Respecto al hecho de que el Samur no estuviese presente ni efectuase despliegue especial alguno en la zona a pesar de que estaba prevista la asistencia de miles de personas y que era más que plausible la celebración del botellón, la concejal reiteró que el evento era "privado". Por este motivo no se dio aviso a los sanitarios, circunstancia que había revelado, también en la comisión, el director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo.

El Ayuntamiento elevó el nivel de riesgo por el posible impacto en el entorno del Madrid ArenaTampoco el hecho de que el departamento de Seguridad y Emergencias elevase de 'medio' a 'alto' el nivel de riesgo asociado al evento un día antes del mismo sirvió para poner en aviso a los servicios de emergencias o para enviar una dotación policial mayor. Eso, a pesar de que la concejal admitió que este incremento de la alerta se hizo "por el impacto que pudiera tener en el entorno" la macrofiesta.

En el caso de El Hormiguero, según fuentes municipales, acudieron 6.000 jóvenes, muchos acompañados de sus padres. La previsión de asistencia a la macrofiesta Madrid Arena era de 7.000.

Según el Ayuntamiento, en los alrededores del recinto ferial de la Casa de Campo, donde está el pabellón multiusos, había 24 policías más que, sin embargo, no estaban asignados al evento.

Según Fátima Núñez, "se evitó el consumo de alcohol y la reventa de entradas por la presencia disuasoria de los agentes. La preparación y organización del dispositivo de Policía Municipal fue la adecuada y los encargados del dispositivo cumplieron con sus misiones". Respecto a las muertes, calificó la tragedia como "una situación que nunca olvidaré, una sensación de impotencia que seguirá conmigo mucho tiempo".

Consulta aquí más noticias de Madrid.