Miguel Ángel Flores, gerente de Diviertt, entrando a los juzgados de Plaza de Castilla
Miguel Ángel Flores, gerente de Diviertt, entrando (con abrigo marrón) a los juzgados de Plaza de Castilla. Ballesteros / EFE

La empresa organizadora de la fiesta de Halloween en el Madrid Arena no solo imprimió casi el doble de entradas permitidas (17.000 para un aforo autorizado de 10.650) y superó el aforo, sino que presumió ante el Ayuntamiento de Madrid de haber metido hasta 30.000 personas en el pabellón en fiestas anteriores, cuando el multiusos solo puede acoger a 12.000.

Quien se vanagloria de ello es José María Flores, administrador único de Diviertt. Y no lo hace solo en la página web de los eventos promocionados por su empresa, sino en un documento enviado al propio Ayuntamiento de Madrid.

Según consta en su acreditación de solvencia técnica/profesional, difundida por el grupo municipal de UPyD, Diviertt "ofrece servicios de restauración incluido catering" para eventos celebrados en el Madrid Arena.

Diviertt también asegura haber superado el aforo en el Pabellón Satélite, la Caja Mágica o la sala privada MacumbaEl primero que cita es el Space of Sound Festival, que se celebra cada 1 de enero "y que Diviertt desde hace seis años da un servicio a unas 30.000 personas" (sic). Y añade fechas: desde 2007 hasta 2011. En 2012, este macro concierto de música electrónica tuvo lugar en la Caja Mágica. Flores también lo añade a la lista. El aforo de la pista central solo alcanza las 12.500 personas.

El segundo evento en el que Diviertt asegura haber superado la capacidad del Madrid Arena es el Klubbers' Day. Este se ha venido celebrando también desde 2006 y durante dos días. Aquí, el número de asistentes sería de 40.000. Dividido entre dos jornadas, resultarían 20.000 personas en cada una de ellas.

Además, el Ayuntamiento de Madrid también alquiló a la promotora el Pabellón Satélite, con capacidad para 1.700 personas. Según José María Flores, durante el Klubbers' Meeting habrían reunido a entre 5.000 y 10.000 el 30 de marzo y el 14 de abril de 2012.

Incluso en una sala privada, Macumba —que el Ayuntamiento cerró en 2008 por problemas de licencia—, Diviertt afirma haber congregado a más gente de los 2.500 permitidos.

Privilegios

Que Diviertt y FSM Group, también vinculada a José María y a su hermano Miguel Ángel —imputado en la causa—, presumiese de 'reventar los aforos' era una práctica habitual en las páginas web de cada uno de sus eventos.

En el caso de la acreditación de solvencia, sin embargo, el receptor del documento era Madrid Espacios y Congresos, la empresa municipal que tenía que alquilarle el pabellón y que, a pesar de ello, no se replanteó el contrato.

El Ayuntamiento colocó a Diviertt como empresa de contratación preferenteEl documento tiene fecha del 29 de mayo de 2012, seis meses antes de la celebración de la Thriller Music Park en la que el pasado 1 de noviembre se produjo la avalancha mortal que causó la muerte a las adolescentes Katia Esteban, Rocío Oña Pineda, Cristina Arce, Belén Langdon y María Teresa Alonso.

Además, Diviertt tenía firmado con Madrid Espacios y Congresos un compromiso de reserva de varios años para la organización de eventos periódicos y se encontraba en la lista de empresas a las que el Consistorio consideraba preferentes y recomendadas a la hora de alquilar espacios públicos.

Este lunes, durante la comisión municipal de investigación, el vicealcalde Miguel Ángel Villanueva, amigo personal de los Flores, reiteró que nunca dio trato de favor a ninguno de ellos mientras fue titular de Economía (hasta enero de este año). A preguntas de David Ortega, portavoz de UPyD, Villanueva negó tener conocimiento de las bravatas de Diviertt o de posibles excesos de aforo en macrofiestas anteriores a la del 1 de noviembre.

Consulta aquí más noticias de Madrid.