La Guardia Civil auxilia a un hombre que llevaba dos días caminando desorientado sin comer ni dormir

La Guardia Civil auxilió este miércoles a un hombre de 31 años y vecino de Vila-real (Castellón) que se encontraba desorientado en las cercanías de la autovía A-23, a su paso por la localidad de Segorbe, tras caminar durante dos días sin comer ni dormir, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La Guardia Civil auxilió este miércoles a un hombre de 31 años y vecino de Vila-real (Castellón) que se encontraba desorientado en las cercanías de la autovía A-23, a su paso por la localidad de Segorbe, tras caminar durante dos días sin comer ni dormir, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La actuación de la Guardia Civil se produjo a raíz de un aviso de personal de mantenimiento de carreteras que informó de que un hombre estaba caminando aparentemente desorientado en las inmediaciones de la autovía.

Rápidamente los guardias civiles se desplazaron a la zona y localizaron a un hombre que caminaba de manera errática por el arcén de la carretera que da acceso a la localidad de Segorbe.

Tras ser identificado, el hombre indicó que había salido de su casa en Vila-real con destino a Viver y que llevaba andando dos días por pistas y carreteras sin dormir ni comer nada. Asimismo les informó que se encontraba desorientado y que estaba en tratamiento médico para los nervios.

Los guardias civiles, al observar que dicho hombre se encontraba bastante cansado, desaliñado y sin fuerzas, le trasladaron al Cuartel de Segorbe, donde le atendieron y le ofrecieron algo para entrar en calor y que repusiera fuerzas. Asimismo procedieron a realizar gestiones para localizar a la familia de dicha persona, uno de cuyos miembros se presentó en el Cuartel.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento