La Audiencia Nacional ordena la libertad de otros tres detenidos en la 'operación Emperador'

  • El juez instructor alargó ilegalmente su detención en octubre, explica la Sala de lo Penal, que añade que esto es una violación de sus derechos.
  • Se espera que la Fiscalía Anticorrupción pida la liberación de todos los afectados por esta equivocación, entre ellos Gao Ping, el presunto cabecilla.
  • Uno de los liberados, llamado Wei Ling, es considerado uno de los lugartenientes de Ping: lee el auto de la Audiencia Nacional sobre él (PDF).
Un ciudadano chino llega a la sede de la Audiencia Nacional de la calle Prim, donde el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha tomado declaración de los detenidos en la Operación Emperador.
Un ciudadano chino llega a la sede de la Audiencia Nacional de la calle Prim, donde el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha tomado declaración de los detenidos en la Operación Emperador.
EFE

La Audiencia Nacional ha ordenado en tres autos la inmediata puesta en libertad de Wei Ling, considerado uno de los lugartenientes del jefe de la red china desarticulada en la operación Emperador, Gao Ping, así como a dos detenidos más en esta causa, Yongping Xia y Lingzhi Hu Zhou.

La sección tercera de la Sala de lo Penal argumenta que el juez instructor, Fernando Andreu, alargó ilegalmente su detención en octubre. Según fuentes jurídicas, se espera que la Fiscalía Anticorrupción pida la liberación de todos los afectados por esta equivocación, entre ellos Gao Ping.

El juez aplicó la prórroga del arresto a una veintena de personas, entre ellos el cabecilla de la trama, Gao Ping, y el presunto responsable del aparato extorsionador de la mafia, Hai Bo Li, que podrían quedar en libertad si el juez decide finalmente su excarcelación a petición de la Fiscalía.

La Audiencia estima que esta prórroga, que se aplicó el día 18 de octubre y duró tres días, es irregular porque su detención dos días antes fue judicial y no policial, por lo que violó su derecho fundamental a la libertad contemplado en la Constitución.

Los tres autos, que están firmados por magistrados de la sección diferentes al que el jueves rubricó la primera excarcelación, apoyan la tesis de que el alargamiento violó los derechos de los detenidos. Consideran además que, en contra de lo que sostiene el juez Andreu para argumentar la prórroga, la detención fue desde el primer momento ordenada por el juez.

Una detención "judicial"

"Se trata de detención judicial, y no policial, lo acredita el hecho de que los detenidos no fueron puestos a disposición del juez de guardia del lugar de la detención (Arganda del Rey), sino directamente a disposición del juez de la causa y por orden directa de este", afirma la magistrada Clara Bayarri en uno de los autos.

El juez estimó que debía prorrogar de esta manera las detenciones por el alto número de arrestados, lo que hacía imposible que pudieran prestar declaración dentro de los tres primeros días, pero la magistrada aclara que lo que tenía que haber hecho Andreu es acordar su prisión y luego tomarles declaración.

En cambio, los magistrados de la sección tercera explican que la puesta a disposición judicial de los detenidos se produjo el día 16, momento en el que empieza para el instructor el plazo de 72 horas para acordar su libertad o la prisión provisional, previa celebración de su interrogatorio.

Los autos basan su argumentación en la doctrina que estableció el Tribunal Constitucional al anular, en noviembre de 2011, la detención judicial del empresario Tomás Olivo en el marco de la Operación Malaya, y estableció que en estos casos el cómputo de privación de libertad comienza cuando se hace efectiva la orden de arresto.

Este error procedimental provocará seguramente la excarcelación de todos los afectados por la prórroga de la detención, que son precisamente las figuras más importantes dentro de la trama mafiosa, entre ellos el jefe del aparato de extorsión, Haibo Li, ya que el juez dejó sus declaraciones para los últimos días.

La sección ha rechazado, en cambio, la excarcelación de otros dos implicados en la trama, Nicandro Deltell y Kai Xu, argumentando la especial peligrosidad de los delitos que se les imputan y sin entrar en la prórroga de la detención, o bien porque no se les aplicó o porque sus letrados no la alegaron en el recurso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento