El PAU El Quiñón de Seseña (Toledo)
El PAU El Quiñón de Seseña de Toledo, protagonista del conocido como 'caso Seseña' (Foto: Efe) Jesús Carvajal/Efe

El alcalde de Seseña (Toledo), Manuel Fuentes, ha sido citado el 30 de octubre a las 11.00 horas por el juzgado número 1 de Illescas tras una querella presentada por Francisco Hernando El Pocero, promotor de las 13.508 viviendas que se prevén construir en la localidad toledana.

El Pocero le acusa de calumnias.

"Esta es una táctica más por la que se pretende intimidar para conseguir fines urbanísticos", ha denunciado IU, en referencia a la acción de Francisco Hernando.

Según IU, Hernando intentaría aprovechar la justicia para "obtener más licencias de viviendas" en la urbanización que lleva a cabo en el secarral conocido como El Quiñón y por las que prevé conseguir unos beneficios que superan los 1.500 millones de euros.

Para Izquierda Unida de Castilla-La Mancha el promotor pretende que la "decencia" y la "honestidad" demostrada por el alcalde de Seseña, que en su "respeto escrupuloso a la ética y a la legalidad vigente no se ha plegado a las exigencias" de Francisco Hernando, tengan peaje.

Trabajadores de 'El Pocero'

Estas no son las primeras desavenencias entre el alcalde y el constructor.

Todo comenzó cuando se supo que El Pocero tiene empleados en sus empresas a dos de los cuatro concejales del PSOE -que gobernaba Seseña antes de que IU lograra el poder- y a la hija de un tercero -según informa El País-.

Todo el mundo en el pueblo trabaja directa o indirectamente para mí

Esto puso alerta a la Fiscalía Anticorrupción, que investiga ahora la tramitación de la obra.

Todo el mundo en el pueblo trabaja directa o indirectamente para mí", advierte constantemente El Pocero -en declaraciones recogidas por El País-.

De hecho, en Seseña, que tiene 9.000 habitantes, sus empresas dan empleo a 800 personas.

Aprobación en tiempo récord

En 2003, un pleno extraordinario -antes de las municipales en las que IU le arrebató el poder al PSOE- aprobó en un tiempo récord el PAU sin cumplir el periodo de exposición pública.

Mariano Álvarez, aparejador municipal que compaginaba esa labor con obras para Hernando -según informa El País-, firmó el certificado final de obra de la urbanización del SAU-3 que hizo Promociones del Saz 2000, otra empresa de Hernando.

Pero no fue el único miembro del Consistorio que tuvo tratos con Hernando. El entonces arquitecto municipal, Jesús Montoya, también tuvo tratos con El Pocero, según IU.

Montoya valoró el suelo del plan en 118 euros el metro cuadrado a petición del Ayuntamiento y al doble a petición de Hernando, según la denuncia de IU a la Fiscalía Anticorrupción, admitida a trámite.

El alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, dijo entonces que el arquitecto inflaba el precio cuando el beneficiario era Hernando.