La defensa de Trashorras se niega a mezclar el juicio por la 'Operación Pipol' con el 11-M

  • Se le acusa de tenencia de explosivos y de drogas
  • Su cuñado, Toro, también está siendo juzgado.
  • El fiscal quiere aportar pruebas relacionadas con el11-M.
Suárez Trashorras y su cuñado, Antonio Toro, están acusados por por tráfico de drogas y explosivos (J.L.Cereijido / EFE).
Suárez Trashorras y su cuñado, Antonio Toro, están acusados por por tráfico de drogas y explosivos (J.L.Cereijido / EFE).
J.L.Cereijido / EFE
El abogado de Emilio Suárez Trashorras, Gerardo Turiel, advirtió el lunes en la primera sesión del juicio por la 'Operación Pipol' de que en esta vista se juzgan hechos ocurridos en Gijón y Avilés en 2001 y que no aceptará que "nadie mezcle este asunto" con los atentados del 11-M, cometidos tres años después.

Turiel hizo este comentario tras oponerse a la petición del fiscal antidroga de Asturias, José Perals, de que se incluyesen en el sumario
cuatro nuevas pruebas, que finalmente no fueron admitidas por el presidente de la sala, Bernardo Donapetry.

El momento oportuno

El presidente de la sección octava de la Audiencia Provincial de Asturias afirmó que las pruebas solicitadas por Ministerio Público eran "muy anteriores" a su calificación provisional y que, por lo tanto, no era "el momento procesal oportuno".

Las pruebas solicitadas por la Fiscalía pretendían apoyar la declaración que realizarán varios policías y peritos sobre la tenencia de explosivos de la que se acusa a Trashorras y a Toro.

El rechazo de estas nuevas pruebas se produjo tras la lectura de las clasificaciones provisionales por parte del fiscal y de las defensas de los veinte acusados, que se prolongaron durante más de una hora, y antes de que comenzase la declaración de los imputados.


En concreto, Perals pidió incluir en la apertura del juicio oral un
informe pericial del laboratorio químico-toxicológico de la Comisaría General de Policía sobre una muestra de los cartuchos ocupados en un garaje de Avilés, tres fotografías de ese material y la declaración de dos peritos y de dos agentes del TEDAX que hicieron las fotos y recogieron la muestras analizadas.

Perals aseguró que la
Jefatura Superior de Policía de Asturias le remitió el informe el pasado sábado, fecha en la que conoció un auto de la Audiencia Nacional relativo al sumario de 11-M, cuya inclusión también propuso al considerarla necesaria "para corroborar las declaraciones de testigos como Jesús Campillo, Lavandero y Zouhier".

Las otras peticiones de Ministerio Público eran una prueba documental que respaldaba que el fiscal conoció las escuchas telefónicas realizadas durante la investigación policial y la inclusión como testigo de dos forenses de la Audiencia Nacional para ratificar o ampliar su informe sobre la imputabilidad de Trashorras.

Podría aceptarlas

Aunque el presidente de la sala se negó a admitir la inclusión de estas pruebas, y ante la protesta del fiscal, el magistrado consideró la posibilidad de aceptarlas si así lo admitían los catorce abogados defensores, de los que la mitad se mostraron en contra.

El abogado Ricardo Alvarez-Buylla, que defiende a Marcos B.M., calificó de "inadmisible" en un procedimiento ordinario la solicitud del fiscal, al que advirtió que habían pasado cuatro años sin que nadie del Ministerio Público se hubiese preocupado de solicitar el informe pericial sobre las muestras del explosivo.

Posteriormente, y hasta la conclusión de la primera jornada de la vista, que se produjo en torno a las 13:30 horas, se procedió a la toma de declaración a los veinte acusados en el sumario, que continuará en las próximos jornadas de las veinte sesiones previstas durante las próximas seis semanas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento