Sánchez Fornet
El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, atiende a los medios durante la manifestación en la que miles de policías y sus familias protestaron por los recortes laborales y salariales. EFE

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP, el mayoritario de este cuerpo), José Manuel Sánchez Fornet, ha reconocido que se han producido algunas actuaciones "desafortunadas" por parte de las fuerzas de seguridad durante las protestas y manifestaciones celebradas durante los últimos meses y ha pedido que sus responsables sean sancionados.

Durante la manifestación celebrada en Madrid este sábado, en la que han participado miles de policías para protestar por los recortes que está sufriendo este cuerpo de seguridad, Fornet ha analizado la polémica sobre la actuación policial en las protestas ciudadanas, y ha señalado que "se está golpeando o molestando a ciudadanos a los que había que respetar".

"Un ciudadano que va a una manifestación pacífica tiene derecho a que el policía no le toque", ha reconocido. Posteriormente, ha defendido que el efectivo que se "extralimite" debe ser expedientado y expulsado para evitar que se vuelva a producir una actuación violenta.

Fornet responsabiliza al Gobierno de no apartar a estos policías conflictivos. "Si el Gobierno quitara a esos policías y les pusiera en otro servicio la diana del malestar social se dirigiría hacia el Gobierno y no hacia los policías", ha explicado.

Garbanzos negros hay en todas partesAun así, ha querido defender que la mayoría de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desarrollan su labor respetando la legalidad y ha recordado que solo se producen cargas policiales en una de cada 500 manifestaciones.

"Pero es verdad que estamos teniendo algunas actuaciones desafortunadas. Garbanzos negros hay en todas partes —ha asumido—. El compañero que da una patada en la cabeza a un ciudadano en el suelo no tiene disculpa, es un mal profesional y tiene que ser sancionado".

Más declaraciones

No es, ni mucho menos, la primera vez que Fornet habla sobre la actuación policial durante las manifestaciones. Fornet ya defendió que los agentes antidisturbios que protegieron el Congreso de los Diputados el 25-S no tenían que identificarse y debían actuar con "leña y punto" contra los violentos.

Posteriormente matizó sus palabras: "los agentes tienen que ser especialmente escrupulosos, ir a por los grupos violentos, el leña y punto famoso de hace unos días para los violentos, y respeto escrupuloso para el resto de los ciudadanos".

En referencia a las cargas en Atocha durante las protestas del 25-S, Fornet señaló que esas actuaciones "le deberían costar el cargo a alguien" y que "a veces se carga sin razón". Unos días después de esas declaraciones, el secretario del SUP señaló que las cargas policiales del 25-S y del 29-S respondían a "una estrategia establecida desde el Gobierno para sacar al Gobierno del centro de atención y colocar a la Policía".