La ofensiva israelí en Gaza cumple su cuarto día con 45 palestinos muertos, 16 de ellos este sábado, 440 heridos, y el bombardeo de varios edificios del gobierno de Hamás, incluidas las oficinas del primer ministro, Ismail Haniye.

Aviones israelíes intensificaron sus bombardeos a largo de la jornada y atacaron al menos 300 objetivos en distintos puntos de la franja, que provocaron once muertos, a los que se sumaron otros dos que fallecieron por heridas de gravedad en ataques previos.

Por su parte, las milicias palestinas dispararon contra Israel 158 cohetes, de los que 34 fueron derribados en el aire por la batería anti-misiles Cúpula de Hierro, según datos del Ejército israelí.

"Han sobrepasado las líneas rojas"

El portavoz de Hamás en Gaza Sami Abu Zuhri advirtió en un comunicado que Israel "pagará un alto precio por sus crímenes" y que "ha sobrepasado todas las líneas rojas".

De acuerdo al parte militar difundido este sábado por el Ejército israelí, entre los objetivos de la aviación desde la noche del viernes, donde fallecieron nueve personas, estuvieron edificios gubernamentales y escuadrones de lanzadores de cohetes implicados en ataques de los últimos días.

El Ministerio del Interior de Hamás, una comisaría de policía y una instalación de entrenamiento del movimiento islamista en el norte de la franja, también se encuentran entre los blancos que Israel describe. Entre las decenas de objetivos figuran además túneles, centros de almacenamiento de armas y cohetes de medio-alcance en distintos puntos de la franja.

De acuerdo a una fuente militar, desde el inicio de la ofensiva Israel ha atacado aproximadamente 800 objetivos en la franja. Durante la noche del viernes, las milicias palestinas siguieron disparando cohetes contra el territorio israelí, uno de los cuales mató el martes a tres civiles israelíes. El Ejército calcula en al menos una decena los disparados contra distintas localidades del sur del país, que no causaron daños ni víctimas.

Según el electrónico israelí Ynet, fueron al menos veinte los proyectiles disparados este sábado contra diversos puntos como la región del Consejo de Ashkelon, la localidad de Sderot, Shaar Negev o Beer Sheva. Algunos de los proyectiles fueron derribados en vuelo por el sistema de interceptación 'Cúpula de Hierro', informó el Canal 10 de la televisión israelí.