Una niña en el colegio
Una niña, estudiando en clase. GTRES

La polémica suscitada en diez centros educativos de Infantil y Primaria de Colmenar Viejo por la intención del Consistorio de cortar la calefacción a las 14.00 h ha tenido un final feliz para los 3.500 escolares de 3 a 12 años matriculados en ellos.

En una carta remitida a los directores por la concejala de Educación, Inmaculada Viñoles, se les informaba de que por el "considerable aumento de los consumos de gas natural, gasóleo y energía eléctrica" en el curso pasado, este daría las "órdenes oportunas" para encender las calefacciones "a las 8.30 horas y su cierre nunca más tarde de las 14.00 horas", como publicó 20 minutos el 31 de octubre.

La calefacción se cortará a las 16.00 horas, según las necesidades de cada centro

A raíz de la publicación, el Consistorio colmenareño emitió un comunicado en el que "lamenta profundamente los términos utilizados en dicha carta" y asegura que su "espíritu" no era impositivo, sino que buscaba "solicitar la colaboración de los responsables de los colegios para lograr entre todos unos consumos razonables", según se lee en el comunicado municipal.

Es más, el alcalde y la concejala se reunieron el lunes con los directores para dar marcha atrás y anunciar que no habrá modificaciones en el horario de la calefacción. "Funcionará igual que el curso pasado, es decir, se cortará a las 16.00 horas, según las necesidades de cada centro, y se volverá a dar en aquellos donde haya actividades extraescolares, de música o actos deportivos del Patronato de Deportes, que acaban a las 21.00 horas", explicó Viñoles a este diario.

La edil sigue manteniendo que la carta fue "malinterpretada" y que en ningún momento pretendía cerrar las calderas de estos colegios a las 14.00 horas. Algo que no comparten desde el grupo municipal de IU, que llevó la pregunta al último pleno, y donde mantienen que la intención era "ahorrar a costa de recortar el horario de la calefacción" en estas escuelas.

Autonomía de los centros

La rectificación municipal ha sido muy bien acogida por los equipos directivos de los centros. "Estamos muy satisfechos, no es habitual ver estas actitudes en política. Nos hemos sentido refrendados en nuestra gestión y hemos recuperado la autonomía", afirma una directora. "La situación se ha normalizado con sentido común", explica otro.

Todos los directores consultados coincidían en asegurar que "el error son las instrucciones cerradas", porque no atienden al criterio de los equipos docentes y "ningunean" su gestión.

Mejorar el aislante de las ventanas

Los equipos directivos están dispuestos a apretarse el cinturón y por eso propusieron la necesidad de adoptar algunas medidas urgentes en los colegios. Por ejemplo, los directores consideran vital aislar adecuadamente las ventanas de los edificios, muy antiguos, y por donde se pierde buena parte del calor. Además, algunos centros que abren dos aularios para los niños que van a las 7.30 horas a desayunar al cole van a calentar solo una clase y juntarles a todos allí.

Consulta aquí más noticias de Madrid.