Los farmacéuticos rechazan la imposición del euro por receta

  • La Sociedad de Farmacia Comunitaria cree que discrimina a los madrileños.
  • Apunta que no son los enfermos, sino los médicos, lo que deciden si hay que tomar medicamentos, por lo que la medida no es disuasoria sino recaudatoria.
Una mujer consulta con una farmacéutica los detalles de una receta.
Una mujer consulta con una farmacéutica los detalles de una receta.
JORGE PARÍS

La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac) considera que la decisión de Madrid de aplicar, al igual que Cataluña, un euro por receta médica agrava la desigualdad en la prestación farmacéutica al extender más barreras al acceso de la población a los medicamentos.

Según esta sociedad, esa tasa podría vulnerar algunos de los principios incluidos en normativas básicas estatales y genera un perjuicio evidente a los pacientes madrileños y catalanes que, a diferencia de otros, se verán obligados a abonar un dinero adicional por sus medicamentos.

Además, la medida del Gobierno madrileño "insiste en el error de la experiencia catalana de trasladar una imagen del farmacéutico comunitario como recaudador, muy alejada de su perfil profesional de sanitario cualificado, lo que puede dañar la relación de confianza de este colectivo con sus pacientes".

Sefac considera que el argumento utilizado por la Comunidad de Madrid de establecer la tasa como medida de disuasión "es discutible, pues también implica un afán recaudatorio inmediato, como lo demuestra el hecho de que el Gobierno regional solo haya ofrecido datos de lo que se prevé recaudar y no del ahorro estimado".

Llamada al Ministerio

Los farmacéuticos recuerdan que los pacientes no son quienes deciden en última instancia si necesitan o no un medicamento, sino que la decisión corresponde al médico, que es quien firma la prescripción con un criterio profesional del que no habría que dudar. Por este motivo, la aplicación de esa tasa "podría generar problemas relacionados con el incumplimiento terapéutico en pacientes vulnerables".

Ante esta situación, Sefac ha solicitado a la Comunidad que reconsidere su planteamiento antes de que la medida entre en vigor en enero de 2013 y confía en que el Ministerio de Sanidad velará para mantener la cohesión del sistema sanitario e impedir que este tipo de medidas se sigan extendiendo de forma incontrolada. El Gobierno ha asegurado que respeta la autonomía de la Comunidad para tomar esta decisión, aunque no la comparta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento