Capilla en Prado Nuevo
La capilla construida en honor a la vidente en Prado Nuevo. JORGE PARÍS

La Fundación Benéfica Virgen de los Dolores, constituida el 13 de mayo de 1988, gestiona la mayor parte del numeroso patrimonio que con los años ha ido acumulando el entramado que ha surgido bajo la polémica figura de Luz Amparo Cuevas Arteseros, más conocida como la vidente de El Escorial, que falleció en agosto de este año.

La fundación, "cuyo objetivo es satisfacer gratuitamente las necesidades ajenas, y concretamente a las personas necesitadas y especialmente las abandonadas", acumula unos activos de 21,5 millones, según las últimas cuentas que presentó en septiembre de 2011 en el Ministerio de Sanidad, y a las que ha tenido acceso 20 minutos. El inventario de bienes revela que la fundación tiene 71 propiedades inmobiliarias, entre pisos, chalés, residencias y terrenos, valoradas en más de 14 millones.

Conseguían que los fieles donasen sus bienes a estas asociaciones a cambio de promesas de redención La propia fundación reconoce en su web que sus "bienes han sido donados, en su mayoría, por los miembros de la Asociación Pública de Fieles; otros bienes proceden de personas próximas a ella, que han realizado alguna donación voluntaria al identificarse con los ideales de esta Obra". Se refiere a la Asociación Pública de Fieles Reparadoras.

Solo en 2010 (últimos datos contabilizados) la fundación recibió 1,3 millones en donaciones privadas, de los que 944.000  euros eran inmuebles. Y es que la fundación se divide a su vez en dos, una civil y otra religiosa. La religiosa, la Pía Autónoma Virgen de los Dolores, fue constituida en 1994 por la propia Luz Amparo Cuevas y erigida canónicamente por el arzobispado de Madrid ese mismo año, al igual que la asociación de Fieles Reparadoras, es decir, que el Arzobispado ha hecho suyos sus fines sociales.

A pesar de su abultado patrimonio, la Federación Española de Bancos de Alimentos Fesbal asegura que dona comida a esta fundación.

La asociación de Víctimas de las Apariciones de El Escorial, que califican de secta a la fundación, asegura que esta es la tapadera que gestiona todos los bienes que consiguen "de personas solas, viudas, ancianos, gente con enfermedades. Los sondean, los aíslan y los captan".

La Fundación tiene cuatro residencias de ancianos en El Escorial, Griñón (Madrid), Soria y Burgos. Llama mucho la atención que la fundación exponga en sus cuentas que tiene 13 millones en fondos propios (8,6 millones de ellos en reservas), pero que cada vez dedique menos recursos a conseguir sus fines: de 2,1 millones en 2007 a 895.000 a en 2010. Para atender a los ancianos, la fundación admite que solo tiene un trabajador asalariado, el resto es personal voluntario.

Denuncia en 2008

El presidente de la fundación, Miguel Martínez Pascual, dueño de la casa donde trabajaba Luz Amparo Cuevas, fue una de las 11 personas que en 2008 tuvo que pasar por un juzgado acusado de los delitos de estafa, asociación ilícita, detención ilegal y coacciones.

Un portavoz asegura que tienen muy pocas propiedades en relación con otras instituciones religiosas La querella aseguraba entonces que los denunciados "conseguían que los fieles donasen sus bienes a estas asociaciones a cambio de promesas de redención, desposeyéndolos de todo cuanto tenían". Además, "canalizan estas donaciones apropiándose de ellas y destinándolas a un uso particular". Los 11 acusados fueron absueltos.

Un portavoz de la fundación asegura que tienen muy pocas propiedades en relación con otras instituciones religiosas, y que en sus años de vida han ayudado a unos 500 ancianos. "Si les hubiéramos engañado, como dice la Asociación de Víctimas, tendríamos 500 propiedades. Y no es el caso.  El 80% de los bienes son donaciones de los que forman el patronato de la fundación y la Asociación de Fieles Reparadoras. Nuestras cuentas son públicas y cada vez que vendemos algo necesitamos la autorización del Ministerio".

La capilla donde está enterrada

La vidente de El Escorial, fallecida el 17 de agosto a los 81 años, sigue enterrada dentro de un sarcófago al aire libre en una capilla que se construyó en la finca Prado Nuevo de El Escorial. El Ayuntamiento emitió una licencia que permitió "la construcción provisional" de la capilla. El Juzgado Número 3 de El Escorial ha abierto diligencias previas por si se ha cometido un delito contra la ordenación del territorio, ya que la capilla se asienta sobre una finca en "suelo no urbanizable de especial protección".

Consulta aquí más noticias de Madrid.