Acta de la Policía sobre el Madrid Arena en 2006
Javier Alonso, autor del acta que levantó la Policía en 2006 advirtiendo de que el Madrid Arena carecía de licencia de funcionamiento, y que ha mostrado su discrepancia este fin de semana del argumento esgrimido por el Ayuntamiento de que en virtud de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid ese recinto no requería de esa licencia, muestra el documento. EFE

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), por medio de su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet, ha culpado de lo ocurrido en la noche de Halloween en el Madrid Arena al Ayuntamiento de Madrid.

"El Madrid Arena ha estado funcionando ilegalmente desde el principio. No ha tenido nunca licencia de apertura y funcionamiento ni plan de emergencias", ha explicado a 20minutos.es.

Fornet ha denunciado además en su cuenta de Twitter estos hechos. "Ningún arquitecto quería firmar la licencia porque su estructura no cumplía los requisitos de seguridad y riesgos laborales que exigía el mismo Ayuntamiento", afirma.

Ningún arquitecto quería firmar porque su estructura no cumplía los requisitos de seguridad"Así se denunció en 2006, cuando ya llevaba varios años funcionando. No reúne los requisitos básicos de seguridad", añadió, y que esto corresponde a "la etapa de corrupción y 'viva la pepa' que hemos vivido en este país".

Un inspector de Policía, Javier Alonso, fue quien remitió este acta en 2006 a la Delegación del Gobierno, al Ayuntamiento de Madrid y a la Oficina Nacional de Deportes denunciando la ilegalidad del recinto, que acogía los partidos como local del equipo de baloncesto MMT Estudiantes.

En aquel entonces era Alberto Ruiz-Gallardón el que estaba al frente del Ayuntamiento de Madrid, antes de ser designado ministro de Justicia en 2011 y ser sustituido por Ana Botella, la actual alcaldesa de la capital.

Fornet culpa del suceso tanto al Ayuntamiento como a la empresa organizadora, y explica que hay tres leyes "contradictorias" (la Ley del Deporte  de 1990,  la Ley de espectáculos de la Comunidad de Madrid de  1997 y la Ley del Suelo  de 2008) que deberán analizarse para llegar al fondo de la tragedia de Madrid Arena.

"Si se interpretan torticeramente, permiten al Ayuntamiento usar un pabellón deportivo como edificio de gestión", indica.

La Ley de Espectáculos y la Ley del Deporte establecen unos requisitos que deben cumplir los edificios que alojen eventos de este tipo. Aunque la Ley del Suelo exime a los edificios municipales de tales requisitos, el Madrid Arena sí debería cumplirlos puesto que se utiliza para espectáculos y eventos deportivos.

Fornet remite al artículo 1 de la Ley de Espectáculos, que establece que "la presente Ley será de aplicación a los espectáculos públicos y actividades recreativas que se desarrollen en el territorio de la Comunidad de Madrid, tengan o no finalidad lucrativa, se realicen de forma habitual o esporádica y con independencia de que sus titulares u organizadores sean entidades públicas, o personas físicas o jurídicas privadas".

Según recoge El Mundo, fuentes de Madrid Espacios y Congresos han explicado que los edificios municipales —entre los que se encuentra Madrid Arena— no necesitan ningún tipo de licencia urbanística, como se explica en el artículo 151 de la Ley 9/2001 de 17 de julio de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid.

Pero Javier Alonso, el autor del informe de 2006, insiste en que no es así: la Ley del Suelo de lo que trata en su artículo 151 "es de licencias urbanísticas", mientras que la expedición de "una licencia de funcionamiento para una actividad concreta como es un partido de baloncesto o espectáculos públicos" se rige por la Ley de Espectáculos.

El SUP acude este lunes al Juzgado de Instrucción nº 51 a denunciar estos hechos, para intentar "ayudar a las familias y que no vuelva a ocurrir una cosa así". El sindicato entregará el acta con el que ya denunciaron los hechos en 2006.

"La Policía aquí no tiene nada que ver, al revés, estuvimos en el exterior, hicimos nuestro trabajo, aquí cada uno se debe responsabilizar de lo que hace", ha comentado además José María Benito, el secretario del SUP.

Cuatro víctimas mortales

Este sábado, en torno a las 8.50 horas de la mañana, ha fallecido la joven de 17 años gravemente herida en la fiesta en el Madrid Arena, lo que ha elevado el número de víctimas mortales de la tragedia a cuatro.

El SUP acude este lunes al Juzgado de Instrucción nº 51 a denunciar estos hechos, para intentar "ayudar a las familias y que no vuelva a ocurrir una cosa así"  Ana Botella anunció este viernes que el Consistorio "nunca más" cederá ni alquilará alguna instalación municipal para que vuelva a ser usada para eventos como la macrofiesta de Halloween celebrada en el Madrid Arena en la madrugada de este jueves.

"El riesgo es demasiado grande cuando se juntan en un sitio cerrado y con calor demasiados jóvenes con demasiado alcohol. No quiero ningún evento de estas características. La vida humana es lo más importante", dijo.

Por su parte, Elena Valenciano, la vicesecretaria general del PSOE, ha dicho durante una visita al Banco de Alimentos que "la solución no es no alquilar locales".

Asimismo, este sábado un portavoz de la empresa organizadora de la fiesta ha insistido en que se respetó el aforo del recinto y que no le consta que hubiera más menores aparte de la chica fallecida de 17 años, y ha responsabilizado de los hechos a quien tiró la bengala.

Las amigas de las fallecidas han iniciado una campaña a través de redes sociales como Facebook y también por móviles (vía Whatsapp, por ejemplo) para recabar pruebas para demostrar que pudo excederse el aforo en el Madrid Arena. Piden entradas o cualquier documento que pueda acreditar su asistencia en la fiesta.

Mientras tanto, la Policía investiga lo sucedido, desde la aparición de bengalas en el recinto hasta una posible superación del aforo permitido o la entrada de menores de edad al concierto de Steve Aoki.

Consulta aquí más noticias de Madrid.