Una boda en el País Vasco termina en batalla campal y dos detenidos por razones políticas

  • Ocurrió el pasado fin de semana en un hotel de San Sebastián.
  • "Había unos invitados de los de 'viva España' y los otros de 'gora ETA'", aseguraron varias fuentes al 'Diario Vasco'.
  • La tensión llegó a su máximo apogeo en el momento del baile, cuando discrepaban por pinchar una canción en euskera.
  • La trifulca terminó cuando entró en escena la Ertzaintza.
  • Hubo cinco heridos y dos detenidos por atentar contra agentes de la autoridad.
El banquete tuvo lugar en este hotel, próximo a la playa de La Concha en San Sebastián.
El banquete tuvo lugar en este hotel, próximo a la playa de La Concha en San Sebastián.
GOOGLE STREET VIEW

Lo que empezó siendo una boda feliz acabó en batalla campal. En torno a un centenar de personas se encontraban reunidas en la noche del sábado al domingo en un céntrico hotel de San Sebastián para celebrar el enlace entre una joven pareja.

Sin embargo, según recoge el Diario Vasco, fueron las afinidades políticas de algunos familiares de los novios los que encendieron la celebración. "Había unos invitados que eran de Valladolid y otros que no sé si eran de Hernani o de Donostia. Unos eran de los de 'viva España' y los otros de 'gora ETA'", indicaron varias fuentes al Diario Vasco.

Ya durante la cena hubo algún roce entre los invitados, que llegó a su máximo apogeo en el momento del baile. Uno de los invitados, familiar de la novia, quiso que el pinchadiscos pusiese una canción del cantautor Benito Lertxundi.

Según fuentes consultadas por el Diario Vasco, "cuando la canción empezó a sonar, se presentó el novio y dijo que la quitara. Así se hizo, porque allí quien mandaba era el novio. Sin embargo, luego se acercó un invitado de la otra parte y dijo que la volviera a poner, que la canción de Benito se iba a escuchar en su totalidad", explicaron.

Y a partir de aquí se lió la noche: insultos y descalificaciones entre ambos bandos, que finalmente acabaron llegando a las manos con agarrones, puñetazos y empujones.

Mientras, la novia cogió el micrófono para intentar, en vano, tranquilizar a los presentes para que dejaran de pelearse. El personal de seguridad del hotel hizo lo mismo, pero sin éxito.

Finalmente, la trifulca solo pudo ser parada cuando entró en escena la Ertzaintza, que tampoco lo tuvo nada fácil para disuadir la pelea.

Según el Departamento de Interior del Gobierno Vasco, hubo cinco heridos, entre ellos dos agentes de la Policía autonómica, y dos detenidos, a los que se les imputó sendos delitos de atentado contra agentes de la autoridad. Otros dos invitados fueron acusados por falta de respeto a los policías.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento