Aeropuerto del Prat
Un avión, operando en el Aeropuerto de Barcelona. ACN

La subida de las tasas aéreas en España provocará un aumento de alrededor del 6% en el precio de los billetes y conllevará la pérdida de unos 2,9 millones de llegadas en avión, según cálculos de la Agencia Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

En un encuentro con periodistas celebrado en Madrid, el director general de la IATA, Tony Tyler, consideró "inasumible" e "inaceptable" la subida de las tasas aéreas por el perjuicio que origina a las aerolíneas y al tráfico aéreo.

Tyler indicó que "no tiene sentido que un país tan dependiente del turismo sea menos competitivo" y señaló que la subida repercute en el turismo y en la economía en su conjunto, por lo que instó al Ejecutivo español y al conjunto de los países a "apoyar con políticas al sector de la aviación aérea" y a cesar de incrementar las tasas.

A este respecto, desde la IATA, que ha pedido a la Comisión Europea que investigue la subida de las tasas aéreas en España, recordaron los beneficios que el sector aéreo reporta a la economía y al empleo en España que genera unos 260.000 puestos de trabajo.

Según dijo, las aerolíneas están recortando "por donde pueden" con el fin de compensar la subida del precio de los combustibles y el descenso del tráfico aéreo, por lo que calificó de "locura" el incremento de las tasas. "Si suben las tasas baja el tráfico y volará menos gente", advirtió.

No tiene sentido que un país tan dependiente del turismo sea menos competitivo Ante el anuncio de easyJet sobre su intención de abandonar el aeropuerto de Madrid-Barajas como base de operaciones, Tyler consideró que otras compañías podrían optar por "invertir en otros países para expandir su negocio".

También se refirió a las compañías 'low cost', que se encuentran en "auge" en un contexto de un "mercado fragmentado", y de las que vaticinó que continuarán con buenos datos de tráfico en base a los resultados obtenidos en la actualidad. Asimismo, lamentó la decisión adoptada este martes por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) que establece que los pasajeros de vuelos con retrasos de tres o más horas tengan derecho a percibir una compensación.