El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, ha inaugurado este miércoles la nueva captación de la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de Caldas de Reis (Pontevedra), que ha duplicado su capacidad de almacenamiento tras las obras, en las que se han invertido 600.000 euros.

Hernánez ha estado acompañado en la visita por el alcalde de la localidad, el socialista Juan Manuel Rey, y por el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán. Esta intervención fue reclamada por el Ayuntamiento para aumentar la capacidad de almacenamiento.

El nuevo depósito añade una capacidad de 2.200 metros cúbicos a los 1.500 metros cúbicos del ya existente. De este modo, se atajarán problemas de suministro que pueda provocar la presencia masiva de la cianobacteria Microcystis en el embalse del Umia, una situación que se repite anualmente al finalizar el verano afectando a la estación de tratamiento de agua potable, al colapsar los filtros.

Asimismo, la ejecución de la nueva captación en el margen derecho del río llevó consigo la construcción de dos pozos filtrantes y la mejora de los accesos a la ETAP.

Durante su visita a Caldas de Reis, el presidente de la Diputación de Pontevedra inspeccionó también obras que la institución provincial está acometiendo, con fondos propios, en las explanadas de las naves de producción de la empresa Clesa, en esta localidad.

Louzán ha indicado que la intervención deriva de que la firma es una cooperativa "con la que hay que colaborar por su interés productivo y de generación de riqueza y empleo". Con los trabajos se mejorarán los accesos a las naves, a las entradas a las zonas de producción, de carga y descarga y de oficinas. La inversión es de 100.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.