El PSOE va a presentar una iniciativa en las Cortes de Castilla-La Mancha en la que se va a pedir a la Junta la creación de un fondo regional, dotado con 50 millones de euros, para ayudar a las familias que están ya en situación de emergencia social.

Así lo ha anunciado su portavoz en la región, Cristina Maestre, quien ha explicado que esta iniciativa, que será debatida este jueves en el Pleno, se podrá volver a materializar luego como enmienda parcial a los Presupuestos de la Junta para el año 2013.

Para conseguir los 50 millones de euros de este fondo, la dirigente socialista ha propuesto que se recorten gastos como los 67 millones de euros que cuesta el personal de alta dirección o aumentar los ingresos subiendo el IRPF a los más de 8.500 contribuyentes castellano-manchegos que declaran ganar más de 100.000 euros al año.

Maestre haciéndose eco de las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), ha asegurado que el 31 por ciento de las familias de Castilla-La Mancha vive ya por debajo del umbral de la pobreza, diez puntos más de lo que ocurre, como media, en España, y que en ese 31 por ciento hay 110.000 hogares en los viven menores de 18 años.

Una situación, sin duda derivada de la crisis, que se complica aún más en Castilla-La Mancha, según la dirigente socialista, "por la brutal política de recortes de Cospedal en sus 18 meses de Gobierno".

En este sentido, ha denunciado como los fondos dedicados a programas de servicios sociales han caído desde los 88 millones de euros del año 2011 a los 29 millones del Presupuesto del año 2013, lo que representa una caída del 74 por ciento.

Además, ha indicado que las ayudas a la infancia han caído de 12 a 2 millones, y los planes de emergencia social caen desde los 88 a los 17 millones de euros.

También ha dicho que se han suprimido las ayudas directas a las pensiones no contributivas más bajas, aquellas en las que el pensionista apenas cobra 300 euros al mes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.