La candidatura 'Vital Aurrera', encabezada por miembros del PNV como Juan María Ollora, María Jesús Aguirre y Javier Balza, concurrirá a las elecciones para la renovación parcial de la asamblea de Caja Vital con el objetivo de "proteger el nivel vasco de decisión" en Kutxabank, el banco surgido de la integración de las cajas vascas, frente a "presiones políticas" externas.

'Vital Aurrera' es una de las candidaturas que se presentará a las elecciones del próximo 30 de octubre, en las que se procederá a la renovación parcial de la asamblea de Caja Vital.

Entre los objetivos que figuran en la web de esta plataforma ocupa un lugar destacado la "protección" de Kutxabank frente a "las inevitables presiones de carácter político que intentarán embarcarlo en aventuras de crecimiento destinadas a la protección del sistema financiero español", en referencia al proceso de reestructuración en el que se haya inmerso el sector.

Dichas "aventuras", según 'Vital Aurrera', "podrían redundar en una disminución de los márgenes" que actualmente presenta Kutxabank en distintos indicadores o "provocar la entrada de nuevo capital y socios". Esta candidatura defiende la necesidad de "proteger el nivel vasco de decisión" en Kutxabank "a toda costa".

En esta línea, se muestra partidaria de "promover que el ámbito prioritario para un crecimiento sostenido de la entidad sea Euskadi y los territorios limítrofes, aprovechando las oportunidades que el mercado, previsiblemente, ofrecerá en el corto plazo".

'Vital Aurrera' defiende que Kutxabank sea una entidad financiera "enfocada al servicio del País, su ciudadanía y sus instituciones. Con ese fin, plantea que hay que mantener "no solo el control, sino la totalidad del capital de Kutxabank en manos de las tres cajas vascas".

La defensa de los objetivos fundacionales de las cajas requiere, según esta plataforma, de medidas que permitan proteger a estas entidades "de la entrada de capital externo privado". El único interés de este último, en su opinión, es "buscar la máxima rentabilidad financiera para aquellos que lo aportan, poniendo en riesgo la filosofía que se ha venido aplicando con éxito en las tres cajas vascas".

Peso de vital en kutxabank

La candidatura encabezada por Juan María Ollora, María Jesús Aguirre y el exconsejero de Interior Javier Balza propone mantener como únicos accionistas de Kutxabank a las tres cajas vascas, y garantizar que el control del once por ciento de las acciones de Kutxabank en manos de Caja Vital se realizara "en interés de Araba y Euskadi".

También propone el control desde los órganos de gobierno de Caja Vital del cumplimiento de los acuerdos económicos y políticos que completen el proceso de convergencia de las cajas vascas y de creación de Kutxabank.

Además, se compromete a velar por que el nombramiento de representantes de la entidad alavesa en el banco se realice entre personas "de contrastada capacidad en asuntos económicos y que trabajen coordinadamente con el Consejo de Administración de la Caja".

Por otra parte, propone que el crecimiento de Kutxabank se base "en un modelo de mantenimiento exclusivo de los actuales accionistas y que apueste por el garantizar una posición cómoda respecto al coeficiente de solvencia".

SOLIDARIDAD

Esta candidatura considera que en la actual situación de crisis económica "no basta con ser eficientes y competitivos en el mercado financiero", sino que hay que tratar de impulsar medidas de solidaridad "para que nadie se quede abandonado a la orilla del camino hacia la recuperación económica".

Con ese fin, ha planteado que se utilice la Obra Social de Caja Vital para impulsar actuaciones que hagan frente a las situaciones de pobreza; para apoyar la inserción laboral de personas discapacitadas o para buscar "soluciones dignas" a las personas afectadas por desahucios.

Consulta aquí más noticias de Álava.