El presidente de la Diputación de Cádiz, José Loaiza (PP), ha reclamado a la Junta de Andalucía, mediante una carta enviada a su presidente, José Antonio Griñán, que, tras haber recibido los "1.000 primeros millones" del Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica, pague la deuda que "hasta el momento" tiene contraída con la institución provincial y que asciende a 9,8 millones en diferentes conceptos como la Ley de Dependencia, Educación o convenios.

En rueda de prensa, Loaiza ha asegurado que esta cantidad podría incrementarse "hasta los 12 millones a final de año" si la Junta no paga, por lo que ha instado a la Administración regional a que "liquide" porque, según ha precisado, la Diputación ha tenido que ir "adelantando dinero" y podrían verse "en peligro" la prestación de servicios como los relacionados, por ejemplo, con la dependencia en pequeños municipios.

Además, ha reclamado igualmente a la Junta que liquide las deudas que mantiene con los diferentes ayuntamientos de la provincia porque, a su juicio, las administraciones locales "no pueden estar supeditadas a que una administración superior pague lo comprometido". Igualmente, Loaiza ha instado a la Junta a que abone la deuda que mantiene con las asociaciones de ayuda mutua y con otros organismos "dedicados a paliar las necesidades de los que más lo necesitan".

Fondo de ayuda a municipios

Al hilo, el presidente de la Diputación ha explicado que este jueves se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) la Orden del PAIM (Proyecto de Ayuda de Impacto a Municipios), el Fondo financiero extraordinario de anticipos reintegrables de tesorería para ayuntamientos de la provincia gaditana que fue aprobado en Pleno el pasado 19 de septiembre "con el apoyo de todos los grupos, menos del PSOE, que se abstuvo", según ha recordado.

Loaiza, que ha precisado que el importe del mismo "se determinará en función de los límites presupuestarios y la disponibilidad de tesorería", ha recalcado que los requisitos publicados en la orden son "objetivos" y así el dinero sólo puede ir destinado al Capítulo 1 de pago de nóminas atrasadas.

En este sentido, ha aludido de nuevo a la deuda de más de nueve millones que la Junta mantiene con la Diputación ya que, tal y como ha recordado, este fondo de ayuda dispone actualmente de dos millones de euros "a la espera de que Griñán nos abone los nueve millones porque seis de ellos irán destinados a este fondo".

El fondo tendrá la naturaleza de Ingreso de Derecho Público —modalidad de anticipo reintegrable sin devengo de intereses—, a cuenta de los recursos que hayan de recibir los ayuntamientos por recaudación de ingresos, según ha manifestado Loaiza, que ha apuntado también que su ámbito de aplicación será "cualquier municipio de la provincia de Cádiz de menos de 25.000 habitantes y que tenga suscrito y en vigor el convenio en materia tributaria con la Diputación, con cuyos recursos garantizar su devolución". Por tanto, quedan excluidos aquellos municipios cuyo objeto del convenio se limita exclusivamente a la gestión de sanciones de tráfico vial urbano o regularización fiscal.

Asimismo, ha explicado que el abono se realizará "en un solo pago", que no se repartirán más de 500.000 euros por cada municipio, precisando que "lo que sobre" se repartirá "en tandas de 100.000 euros para los que no hayan cubierto todas sus necesidades", y que habrá una comisión de valoración compuesta por técnicos de la materia.

Según ha asegurado Loaiza, la intención es que "en una semana esté resuelto" el pago de estos anticipos, adelantando que ayuntamientos como Los Barrios, Barbate o Prado del Rey acudirán al mismo.

Finalmente, ha enfatizado que el objetivo de Diputación es "tratar a todos por igual", utilizando criterios "objetivos y claros" porque la Diputación que preside, según ha resaltado, se "extralimita de sus competencias para ayudar a los municipios".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.