El fabricante estadounidense de automóviles Ford anunció este miércoles el cierre en 2013 de su factoría en Genk, al este de Bélgica, en la que trabajan 4.300 empleados, para trasladar su producción a la planta de Almussafes (Valencia).

La factoría de Genk todavía ensamblará coches a lo largo del próximo año hasta que concluya el ciclo de fabricación, y después llevará la producción de los modelos Mondeo, S-Max y Galaxy a la planta de Almussafes, indicó el representante del sindicato FGTB, Rohnny Champagne.

Si van a fabricar modelos en Valencia también los pueden fabricar aquí

La empresa celebra un consejo de empresa extraordinario en el que la dirección ha anunciado su intención de clausurar la planta belga, según confirmaron igualmente los delegados sindicales Rosina Paternini (del CSC) y Herwig  Jorissen (FGTB).

El portavoz de Ford en Bélgica Gio Declercq, rehusó confirmar por el momento la decisión y señaló que la empresa se pronunciará a través de un comunicado oficial próximamente.

La decisión de la compañía ha caído como un jarro de agua fría entre los sindicatos belgas, en especial después de que Ford anunciara el pasado mes que mantendría la producción del Mondeo en la fábrica de Genk, que da empleo directo a 4.300 personas e, indirecto, a cerca de 5.000.

"La empresa ha aludido como razón a la crisis económica, pero eso es una tontería. Si van a fabricar esos modelos allí —en Valencia—, también los pueden fabricar aquí", comentó Champagne..

El sindicato CSC Metea, consideró el anuncio de la dirección como "una amarga píldora para el conjunto de la región y, sobre todo, para los trabajadores afectados y sus familias".

Ford confirmó en septiembre que espera presentar un plan de reestructuración que afectará a Europa en los próximos meses.

Consulta aquí más noticias de Valencia.