El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha subrayado la importancia de las políticas de envejecimiento activo que lleva a cabo el Gobierno andaluz durante la inauguración en Sevilla de las nuevas instalaciones del Centro de Participación Activa para personas mayores del Cerro del Águila, en el que la Administración autonómica ha invertido más de 3,2 millones y que beneficiará a sus más de 5.000 socios.

Este nuevo equipamiento, que cuenta con una superficie útil de 1.872 metros cuadrados, viene a sustituir a las anteriores instalaciones, que apenas contaban con 300 metros cuadrados.

Durante el recorrido que ha realizado por las instalaciones, acompañado por la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, Griñán ha incidido en el valor que tiene este nuevo inmueble para la capital hispalense y para el conjunto de Andalucía y ha apostado por un futuro en el que nadie, incluyendo a las personas mayores, quede excluido.

En las dos plantas del centro se distribuyen un salón de usos múltiples, una sala de informática, seis aulas para la realización de talleres, aseos adaptados, gimnasio, salón de baile, peluquería, podología y cafetería, entre otros servicios. Cuenta además con una zona exterior ajardinada y con área de juegos y esparcimiento. Un total de 11 profesionales (entre directora, trabajadora social y ordenanzas, así como personal de cafetería, peluquería y podología) son los encargados de atender a los usuarios.

Los centros de participación activa para personas mayores son espacios en los que se desarrollan programas con la finalidad de desarrollar la capacidad de aprendizaje, fomentar la participación cultural en el entorno, ampliar los niveles formativos y ser espacios generadores de salud, así como centros en los que se fomentan las relaciones humanas, entre otros aspectos.

Concretamente, el Centro de Participación Activa Cerro del Águila tiene un gran arraigo en el barrio, siendo el mejor ejemplo del envejecimiento activo. Los programas en esta materia que se desarrollan en estos centros tienen como objetivo fundamental procurar el bienestar social e individual de las personas mayores, mejorar su calidad de vida y su imagen ante la sociedad, promover la autonomía personal, prevenir situaciones de dependencia y fomentar la cooperación y la solidaridad entre generaciones.

Recursos existentes

En la provincia de Sevilla existen 31 Centros de Participación Activa de la Junta, repartidos en un total de 27 municipios con 114.000 personas socias. En toda Andalucía hay más de 900 centros de este tipo, de los que 167 son de titularidad pública, con cerca de 620.000 asociados.

Actividades educativas y de promoción de la salud, seguridad y protección, formación en nuevas tecnologías e idiomas y ocio, cultura y deporte son algunas de las líneas de trabajo que se desarrollan en dichas instalaciones, todas ellas encaminadas a favorecer un envejecimiento activo de la población.

A ellas se suman otras desarrolladas por la Junta de Andalucía como son las Aulas Universitarias de Mayores, una actividad formativa que desarrolla la Consejería de Salud y Bienestar Social en colaboración con las universidades públicas andaluzas y en la que ya han participado en torno a 50.000 personas mayores de 55 años desde el año 2004; el programa 'Por un millón de pasos' para fomentar el ejercicio físico como hábito saludable; o la Tarjeta Andalucía Junta Sesentaycinco, cuyos portadores tienen derecho a un gran número de descuentos y beneficios en el acceso al transporte, las actividades culturales, deportivas y de ocio en general.

Libro blanco

Andalucía elaboró en 2010 el primer Libro Blanco sobre el Envejecimiento Activo publicado en España, en el que se recogen un total de 130 recomendaciones sobre medidas que se deben de llevar a cabo en temas de salud, educación, seguridad, intergeneracionalidad y participación para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, así como aportaciones que en materia ambiental está generando este programa.

Asimismo, la Administración andaluza aprobó a principios de 2012, declarado Año del Envejecimiento Activo, un decreto para modernizar los centros de día y convertirlos en centros de participación activa a fin de promover e impulsar medidas acordes con las recomendaciones que recoge el Libro Blanco.

La nueva norma —que sustituye a la vigente desde 1997— exige la adaptación de sus programas anuales a los planes estratégicos que la Administración andaluza elaborará para la promoción y desarrollo de este objetivo. Asimismo, se garantiza el derecho a la información de los socios sobre las decisiones de las directivas y se abre la posibilidad de que las personas mayores residentes fuera de Andalucía participen en las actividades de los centros durante sus estancias en la comunidad autónoma.

Las personas mayores de 65 años residentes en Andalucía alcanzan la cifra de 1,2 millones y suponen el 14,7 por ciento de la población de la comunidad autónoma. Casi 300.000 tienen más de 80 años.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.