La abstención del PP en la Comisión de Urbanismo ha servido al Grupo Municipal Socialista para sacar adelante el inicio de la tramitación de su propuesta normativa de Ordenanza de subvenciones para la rehabilitación de fachadas, supresión de barreras arquitectónicas y barrios de interés social. A partir de ahora, se abre un plazo de diez días para la presentación de enmiendas por parte de los grupos políticos, tal como ha confirmado el edil 'popular' Pablo Fernández.

Esto ha sido posible gracias, en primer lugar, a que los tres grupos de la oposición votaron a favor de la urgencia de la moción que había presentado el PSOE para abordar este asunto en la Comisión de Urbanismo, y, moción que fue aprobada posteriormente con los votos a favor de los socialistas y de IU-LV, con la abstención del PP y el voto en contra de Foro.

Fernández ha explicado que votaron a favor de la urgencia de la moción porque había pasado más de un mes desde la presentación de la proposición normativa y faltaba aún un informe de Intervención, por lo que ha considerado que se trataba de un caso de silencio administrativo y se debía empezar con la tramitación, además de que el informe que falta estaría ya fuera de plazo. Foro, por su parte, defendía que sin ese informe no se podía iniciar la tramitación.

"El PP nunca será cómplice de ningún retraso o irregularidad", ha dicho. Asimismo, el edil 'popular' ha dejado claro que se abstuvieron en la votación porque, aún no estando disconformes a que se quiera crear una ordenanza específica de estas ayudas, entiende que el PSOE perdió una oportunidad de mejorar las bases en términos de mejora energética y de sostenibilidad, e incluso de reactivación económica.

En este sentido, ha criticado que los únicos cambios que propugna el PSOE sea aumentar la antigüedad mínima de los pisos que pueden acogerse las ayudas de los 10 años actuales a 25 y que se cambie el nombre de una de las líneas de subvenciones de barrios degradados por barrios de interés social. Eso al margen de no necesitar una unanimidad de la comunidad de propietarios, un cambio en el que hay una unanimidad política.

El edil ha avanzado que el PP presentará sus enmiendas para mejorar la propuesta socialista, que ha considerado que busca "rendimiento político". Ha explicado que las negociaciones que se habían iniciado para llegar a un consenso política de cara a modificar las bases se rompieron una vez que el PSOE se desmarcó con esta propuesta normativa. Ha matizado que le sorprende que el PSOE la haya propuesto ahora.

Tras el plazo de enmiendas, Fernández ha explicado que se convocará una Comisión Extraordinaria de Urbanismo para su votación antes de ir al Pleno para su aprobación inicial, tras lo que deberá someterse a un periodo de información pública como cualquier otra Ordenanza.

Consulta aquí más noticias de Asturias.