El Cluster del Papel de Euskadi ha alertado de que la aplicación del llamado 'céntimo verde' —una ecotasa que se aplicará al gas natural y que se sumaría a la aplicación de un impuesto en la generación eléctrica que gravará la energía eléctrica producida en las cogeneraciones que disponen la mayoría de fabricantes de pasta y papel— conllevaría un "grave impacto" en el sector papelero vasco, cifrado en 11 millones de euros.

En un comunicado, la Asociación Clúster del Papel de Euskadi ha destacado que, en lo que respecta al gas, que supone más del 60 por ciento de los combustibles utilizados por el sector en el País Vasco, el impacto de este nuevo impuesto de 2,79 céntimos por metro cúbico de gas se sumaría a la subida en el precio del gas durante este ejercicio, que supera para algunas empresas el 50 por ciento respecto a 2011.

Por otro lado, ha apuntado que el impuesto del seis por ciento sobre la venta de energía eléctrica "tendrá efectos extremadamente negativos sobre la rentabilidad de las cogeneraciones", que tienen "la mayoría" de las empresas fabricantes de pasta y papel y que suponen actualmente "un importante apoyo a su competitividad, amén de una fuente de generación de energía reconocida internacionalmente por su bajo impacto medioambiental".

"Su aplicación podría hacer peligrar, por pérdida de competitividad, su capacidad exportadora y los casi 1.700 empleos directos que generan estas empresas y su facturación, que en 2011 alcanzó los 845 millones de euros", ha advertido.

"IMPACTO"

Por otro lado, ha subrayado que, a estas nuevas medidas fiscales, hay que sumar "el impacto económico que supondrá anualmente la reforma del sistema de asignación de derechos de emisión para el periodo 2013-2020", aplicable desde el 1 de enero de 2013 y que "limitará la asignación de derechos de emisión gratuitos a los fabricantes de pasta y papel, y a otros sectores incluidos en el comercio de emisiones".

Según el Cluster, esta medida podría suponer "un impacto de 5 millones en función de los precios de derechos de emisión para los próximos años".

En este sentido, ha destacado que, si prosperan todas estas medidas fiscales, sus asociados fabricantes de pasta y papel deberían soportar en total "una carga adicional durante 2013 de 16 millones de euros, hoy por hoy imposible de repercutir en el precio de venta de los productos papeleros".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.