Caja Viva, la entidad surgida tras la fusión de las cajas rurales de Burgos, Segovia, Fuentepelayo y Castelldans, prevé abrir su primera oficina en Valladolid a principios de 2013 y abordar una expansión "pausada y con prudencia" en otras zonas donde ya tiene presencia como las provincias de Ávila y Palencia.

Así lo ha asegurado el presidente de esta nueva entidad, Pedro García Romera, quien ha comparecido junto al vicepresidente, Juan Cruz Serrano; el director general, Ramón Sobremonte, y el director adjunto, Francisco Encinas, para presentar los datos de la nueva entidad, que operará con su marca en los territorios de origen pero bajo el paraguas de Caja Viva en otras zonas de expansión.

En este sentido, García Romera ha asegurado que el primer objetivo de la nueva entidad es su "consolidación" al tiempo que ha recordado que las cajas rurales siempre se han caracterizado "por su prudencia" de ahí que haya apelado a una expansión "pausada" para completar las zonas donde ya tienen presencia como Valladolid, Palencia y Ávila.

En Salamanca, Soria y Zamora, donde existen cajas rurales, no hay previsión de abrir oficinas, según ha asegurado Pedro García Romera, ya que, según ha apuntado, "el modelo del cooperativismo está bien representado" al tiempo que ha indicado que son "cajas hermanas que están perfectamente posicionadas" en su territorio.

Por ello, ha insistido en "consolidar la nueva entidad" y no "dar más pasos" hasta lograr este objetivo ya que, según ha indicado García Romera, "una de las causas de lo que ha pasado con las cajas de ahorro ha sido su expansión desorbitadfa"

Consulta aquí más noticias de Valladolid.