María Dolores de Cospedal
La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en una imagen del pasado lunes. Ismael Herrero / EFE

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que la actividad de los Parlamentos autonómicos "no es tan intensa como el nacional" y permite poder compaginar la política con otra actividad profesional.

En una entrevista en Radio Nacional, la presidenta regional, preguntada sobre su propuesta de eliminar los sueldos de los diputados, ha dicho que esta medida no responde tanto a una cuestión de ahorro, sino a permitir que "todo aquel que quiera dedicarse a política pueda hacerlo y pueda desarrollar al mismo tiempo una actividad privada".

Sabedora que de que iniciativa que "no ha gustado en el ámbito del Partido Socialista y aledaños, y a otras personas", ha defendido que aquel que está en el ámbito del legislativo "no tiene que tener una responsabilidad y una dedicación exclusiva, pues los parlamentos autonómicos tienen una actividad legislativa importante, pero no tan intensa como el nacional, porque ya hay suficiente legislación en toda España muy diversa y muy compleja".

Aquel que sea médico, fontanero o ama de casa pueda compaginar la política y su actividad profesionalPor ello, la titular del Ejecutivo regional ha indicado que es "perfectamente plausible" que "aquel que sea médico, fontanero o ama de casa pueda compaginar la política y su actividad profesional, siempre que a esa persona se le sufraguen las dietas".

De igual modo, ha señalado que esta medida permitirá que los ciudadanos se acercaran a la política de otra manera. "Sé que a algunos les ha molestado mucho, pero creo que hay que humanizar la política y no sé por qué tiene que estar mal el hecho de poder compaginar actividades en el ámbito legislativo con otra actividad profesional", ha insistido.

Preguntada por el motivo de que esta propuesta 'no haya prendido como la pólvora en su partido', ha dicho que en Castilla-La Mancha es necesario hacer un ejercicio de austeridad este año, igual que lo tendrá que hacer el año que viene, para cumplir el objetivo de déficit, por el que su Gobierno está pidiendo a los ciudadanos "sacrificios muy importantes".

"Sé que esto ha suscitado mucha polémica, que hay gente que lo trata de ver de manera muy equívoca", ha admitido la presidenta castellano-manchega, que ha recordado que en otros parlamentos regionales se ha tomado ya esta medida y no ha levantado "tantas suspicacias". "Francamente, creo que la mayoría de la población lo entiende", ha manifestado.

Así las cosas, Cospedal ha aseverado que esta medida tiene "más sentido", si se piensa, como piensa ella, que las Comunidades Autónomas, quizá durante los últimos años, han legislado "en demasía", pues, a su juicio, hay "demasiadas" leyes, "demasiada" dispersión normativa que hacen que, muchas veces, España funcione como si fuera 17 miniestados, algo que dificulta un mercado único.

Los detractores de esta medida acusan a Cospedal de antidemocrática, porque solo será diputado "quien pueda pagárselo", como dijo el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina; y también de aplicar un doble rasero, porque "mantiene a sus altos cargos elegidos a dedo, gastándose en ellos 67 millones de euros" a costa de quitarle el sueldo a los diputados elegidos democráticamente, como denunció la portavoz de Empleo del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Milagros Tolón.