Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante y Murcia a 75 personas por un presunto fraude de 1,6 millones de euros a la Seguridad Social, al haber detectado la actividad de un empresario que utilizó cinco mercantiles "ficticias" por las que dio de alta a más de 700 personas sin abonar las cuotas correspondientes, según ha informado en un comunicado la Comisaría provincial alicantina.

La operación, denominada 'Grame' y desarrollada por la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación-Ucrif de Alicante, ha permitido el arresto de 75 personas por la supuesta comisión de los delitos de falsedad documental, estafa al Servicio Público de Empleo Estatal y contra la Seguridad Social.

Entre los detenidos se encuentra un empresario, de nacionalidad española y afincado en Orihuela (Alicante), que a través de cinco empresas "ficticias, sin actividad laboral", dio de alta en la Seguridad Social a más de 700 personas en menos de cuatro años con el fin de que obtuvieran "fraudulentamente" ayudas estatales por desempleo. Además, captó a 120 extranjeros a los que "vendió" contratos para que pudieran regularizar su situación en España, según el relato policial.

Las mercantiles habían sido creadas "con el único fin" de permitir el acceso "indebido" a autorizaciones de trabajo y residencia de ciudadanos foráneos, así como para el "disfrute" de prestaciones públicas mediante la simulación de la contratación laboral, por lo que todas ellas registraban "continuos" movimientos de altas y bajas de trabajadores sin abonar las correspondientes cuotas a la Seguridad Social.

Red de colaboradores

Igualmente, y mediante una "amplia" red de colaboradores e intermediarios distribuidos por Alicante y Murcia, el empresario "captó" a unos 120 ciudadanos extranjeros, en su mayoría de nacionalidad marroquí, a los que vendió contratos de trabajo con el fin regularizar su situación en España.

De este modo, ofreció altas en la Seguridad Social a más de 700 ciudadanos españoles y extranjeros para que éstos se pudieran beneficiar fraudulentamente de diferentes ayudas estatales por desempleo, "estafando de esa forma grandes cantidades de dinero a la Seguridad Social".

En la operación, que continúa abierta y en la que no se descartan nuevas detenciones, se ha detectado una deuda contraída con la Seguridad Social que asciende hasta los 1,6 millones de euros en concepto de cuotas por trabajador dado de alta en el sistema "de forma fraudulenta", ya que el empresario no realizó ningún ingreso.

Consulta aquí más noticias de Alicante.