El sindicato CSIF-A volverá a salir a las calles de toda Andalucía el próximo domingo 7 de octubre en manifestaciones convocadas en todas las capitales de provincia andaluzas en defensa de los empleados y de los servicios públicos, aunque ha dejado claro que no apoya la exigencia de un referéndum para decidir sobre el futuro del país.

Según indica el sindicato en una nota, CSIF-A, como parte activa de la denominada Cumbre Social que inundó las calles de Madrid el pasado 15 de septiembre, saldrá a la calles para protestar contra los datos de desempleo en Andalucía, la congelación del sueldo de los empleados públicos por parte de los ejecutivos nacional y andaluz, la "infructífera" reforma laboral puesta en marcha por el Gobierno central y por los Presupuestos Generales del Estado anunciados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy esta misma semana.

El sindicato ha dejado de manifiesto que no apoya la exigencia de un referéndum para decidir sobre el futuro del país, ya que "como fuerza independiente y profesional" no quiere "interferir" en las decisiones que, de forma democrática, toma el pueblo español en las urnas.

A pesar de ello, CSIF-A, de forma "responsable" con la situación económica, laboral y social del país, saldrá a la calle en las manifestaciones convocadas de forma conjunta con CCOO, UGT, USO y la Plataforma Intersindical a nivel nacional y anuncia que, paralelamente a estas acciones, se ha dado quince días para valorar la posible convocatoria de una huelga general a nivel nacional.

Agrega que CSIF, integrado en la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), está trabajando para que esta posible convocatoria de huelga general esté coordinada con otros sindicatos de otros países de la Unión Europea.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.